¿Cómo saber si estoy lista para tener otro bebé?

El otro día, una amiga me preguntaba cómo supimos que era el buen momento para “ir a por la tercera”*. Decidí escribir un post al respeto por si puede ayudar a algunas a tener las cosas más claras. Soy una persona bastante impulsiva e instintiva cuando se trata de decisiones vitales así, pero he resumido aquí el proceso de decisión que hemos tenido Miguel y yo (¡sin darnos el tiempo de darle muchísimas vueltas a la decisión ya que este bebé se invitó a la fiesta muy rápido!).

Las ganas

Hablo de las ganas profundas de tener otro bebé, de traer al mundo una persona nueva que vamos a querer incondicionalmente y para siempre, independientemente de cómo es y de las circunstancias. Para mí, es el motivo number 1, la aventura de acompañar y crecer junto a esa personita me puede totalmente. Es importante también detectar si tenemos ganas por la “presión exterior”, social o si es algo más profundo. No hay absolutamente nada malo en querer dos hijos porque es el esquema familiar que hemos vivido de pequeña y que nos parece ideal. Pero ser consciente de ello evita hacer las cosas en piloto automático. 

¿Tengo ganas? ¿Mi pareja tiene ganas? ¿Por qué queremos otra bebé? ¿Qué es lo que más me/nos entusiasma a la idea de agrandar la familia? ¿Qué siento a la idea de quedarme embarazada?

Niveles de energía

Gestar, parir y criar a una bebé requiere muchísima energía. Cuando hay más hermanas en la ecuación, tenemos que ser conscientes y realistas con nuestros niveles de energía de base. Ir a por otro embarazo sin haberse recuperado del todo del anterior o totalmente agotados físicamente y mentalmente tendrá repercusiones a todos los niveles de nuestra vida, y no necesariamente positivas.  

¿Cómo me siento físicamente y emocionalmente con la idea de estar embarazada y tener otra bebé? ¿Qué siento en mi cuerpo? ¿Y mi pareja? ¿Conseguimos tener momentos para nosotros, individuales y juntos, para recargar pilas y cuidarnos?

La diferencia de edad entre hermanas

La diferencia de edad entre hermanas es una pregunta clave. Es muy personal y no hay buena ni mala decisión aquí, no va a determinar la calidad de la relación entre hermanas de pequeñas o adultas. La biología humana nos dice que en su hábitat natural, la mujer tiende a espaciar su embarazos de unos cuatro/cinco años. Pero vamos, ¡estamos lejos de vivir en nuestro hábitat natural! Lo que sí me parece más determinante es la etapa en la cual se encuentra nuestra(s) hija(s) mayor(es). ¿Terrible two? ¿threenager? ¿fucking four? ¿Comienzo del cole? ¿Necesidades especiales? También tomad en cuenta que 9 meses en la vida de una criatura de pocos años puede marcar una diferencia tremenda…

¿Cuál es nuestra configuración ideal de familia? ¿Cómo es el día a día con la(s) mayor(es)? ¿Cómo gestiona(n) sus emociones? 

 

Relación de pareja​

Acoger otra bebé en la familia significa tener menos tiempo a solas con nuestras parejas y aumentar la carga logística cotidiana (básicamente lavadoras, muchas lavadoras). Tomar la decisión de agendar la familia nos manda necesariamente a valorar nuestra comunicación y la solidez de nuestro compromiso juntos. La experiencia juega en nuestra favor, ya que sabemos más o menos a lo que nos vamos a encontrar al principio: cansancio físico y emocional, poco control sobre nuestra agenda, cambios en la sexualidad, montaña rusa emocional y tensiones por “tonterías”, etc… Si sentimos que hay desequilibrio, vale la pena reforzar la comunicación y poner las cosas claras antes del nacimiento del nuevo miembro de la familia. Esperar a después nos expone a querer pedir el divorcio por un calcetín rojo puesto en una lavadora de ropa blanca… La vie en rose mon amour, y mucho humor, QUE NO FALTE NUNCA EL HUMOR. 

¿Cómo definiría nuestra relación hoy? ¿Siento que tenemos un equilibrio en nuestro cotidiano? ¿Cómo imaginamos nuestra relación cuando llegue la nueva criatura? ¿Tenemos tiempo juntos? ¿Qué es lo que nos hace felices? ¿Por qué peleamos generalmente? ¿Cómo se organiza el cotidiano y la repartición (independientemente de que sea 50/50 o 90/10, lo que importa es que cada miembro de la pareja se sienta escuchado y respetado)?

Finanzas y situación laboral

No hace falta un gran discurso para entender de qué se trata. Aquí hay tres cosas que me parecen importantes de tomar en cuenta. Primero, la situación laboral de ambos padres. Dos, la situación laboral específica de la madre ya que es la que va a asumir la gestación, el parto, la recuperación posparto y muchas veces los cuidados a la bebé durante al menos sus primeros meses de vida. Y tercero, saber que lo que realmente necesita una criatura se resume a 4 cosas que no requieren una ronda de inversión financiera: amor, seguridad y calor, cuidados y comida. 

¿Cuál es nuestra situación laboral? Nos sentimos bien en nuestro trabajo? ¿Podemos adaptar nuestra carga laboral a las nuevas necesidades de la familia? ¿Cuales son nuestras/mis prioridades? ¿Quiero, debo y puedo trabajar fuera de casa o no? ¿Qué necesitamos materialmente para acoger a esta bebé? ¿Quién cuidará del bebé si trabajamos los dos fuera de casa?

Red de apoyo

Hace falta un pueblo para criar a una niña… La teoría nos la sabemos, la realidad práctica es a menudo diferente. Saber con quién podemos contar en nuestro entorno para echar una mano si es necesario es importante a la hora de tomar esa gran decisión. 

¿Con quién podemos contar en nuestro entorno para ayudarnos en el día a día? ¿Me sentiré apoyada y acompañada en mi papel de madre de 2, 3, 4 hijos por mi entorno? ¿Tengo una red de otras madres sobre la cual puedo contar para desahogarme y apoyarme?

Control y placer en la crianza.

Tener un hijo es aceptar soltar el control sobre muchas cosas. Tener más de uno, pues más todavía. Tener más de un hijo es aceptar tener menos tiempo para una misma, para la pareja, y también para la(s) hija(s) mayor(es). Convertirse en una familia de 4, 5, 6 o más es firmar un contrato con el caos y poder disfrutar de la locura que nos espera. Tener más de un hijo es aceptar que casi nunca vamos a estar contentos, satisfechos y limpios todos a la vez (siempre hay alguien enfermo, cansado, con hambre, con estrés, con una mancha de leche cuajada o de helado en la camiseta o con una pluma que le pica el culo -esa es una expresión francesa, no sé si existe el equivalente en castellano pero seguro que le pillareis el sentido), o cualquier otra cosa imprevista, incómoda y en el fondo divertida. La cuestión es si nos provoca más placer que agobio soltar todavía más el control en nuestras vidas. 

¿Me/nos siento/sentimos cómoda/os para ser flexible/s y adaptarme/nos a los cambios que vienen? ¿El caos logístico y emocional de los primeros meses de vida de un bebé me/nos agobia? 

¿Y qué pasa en el caso de un embarazo sorpresa? Pues una vez más, es muy personal y hay tantas reacciones como personas y parejas. Nos podemos preguntar mil cosas e intentar racionalizar la decisión, lo más relevante es lo que sentimos en el fondo de nuestro corazón y lo que nos dice nuestro cuerpo.

Conclusión...

Entonces, ¿cómo saber si estoy lista para acoger otra bebé? En el fondo, lo sabes. Lo sabéis. En definitiva, se trata de hacer una fotografía de nuestra vida al día de hoy, ser sinceras con nosotras mismas y tener claras nuestras prioridades para poder decidir. ¿Familia de 3 o familia de 6? Es una decisión difícil y fácil a la vez, que requiere que paremos a reflexionar unos minutos sin darle tampoco muchas vueltas. Como todas las decisiones que valen la pena en esta vida, se sabe rápido si es un sí o un no…

*Nos acercamos al 8M, el post está escrito en femenino. 

Soy Anaïs, doula posparto y asesora de lactancia certificada. Estoy aquí para ayudar a los nuevos padres y madres a disfrutar de las primeras semanas de vida con su bebé a pesar del caos. He creado MamaPoWeR Stories para poner luz en nuestras experiencias de maternidad y para que cada mujer sea la capitana de su maternidad desde el primer día. Échale un ojo a mis servicios aquí

RRSS leadmagnet.(1)

¿Un regalito Mamá?

Haz tuyos los 7 trucos para disfrutar de tu nueva vida de madre. ¡Un concentrado de humor y amor para ayudarte YA!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *