Uncategorized

¿Cómo saber si estoy lista para tener otro bebé?

El otro día, una amiga me preguntaba cómo supimos que era el buen momento para “ir a por la tercera”*. Decidí escribir un post al respeto por si puede ayudar a algunas a tener las cosas más claras. Soy una persona bastante impulsiva e instintiva cuando se trata de decisiones vitales así, pero he resumido aquí el proceso de decisión que hemos tenido Miguel y yo (¡sin darnos el tiempo de darle muchísimas vueltas a la decisión ya que este bebé se invitó a la fiesta muy rápido!).

Las ganas

Hablo de las ganas profundas de tener otro bebé, de traer al mundo una persona nueva que vamos a querer incondicionalmente y para siempre, independientemente de cómo es y de las circunstancias. Para mí, es el motivo number 1, la aventura de acompañar y crecer junto a esa personita me puede totalmente. Es importante también detectar si tenemos ganas por la “presión exterior”, social o si es algo más profundo. No hay absolutamente nada malo en querer dos hijos porque es el esquema familiar que hemos vivido de pequeña y que nos parece ideal. Pero ser consciente de ello evita hacer las cosas en piloto automático. 

¿Tengo ganas? ¿Mi pareja tiene ganas? ¿Por qué queremos otra bebé? ¿Qué es lo que más me/nos entusiasma a la idea de agrandar la familia? ¿Qué siento a la idea de quedarme embarazada?

Niveles de energía

Gestar, parir y criar a una bebé requiere muchísima energía. Cuando hay más hermanas en la ecuación, tenemos que ser conscientes y realistas con nuestros niveles de energía de base. Ir a por otro embarazo sin haberse recuperado del todo del anterior o totalmente agotados físicamente y mentalmente tendrá repercusiones a todos los niveles de nuestra vida, y no necesariamente positivas.  

¿Cómo me siento físicamente y emocionalmente con la idea de estar embarazada y tener otra bebé? ¿Qué siento en mi cuerpo? ¿Y mi pareja? ¿Conseguimos tener momentos para nosotros, individuales y juntos, para recargar pilas y cuidarnos?

La diferencia de edad entre hermanas

La diferencia de edad entre hermanas es una pregunta clave. Es muy personal y no hay buena ni mala decisión aquí, no va a determinar la calidad de la relación entre hermanas de pequeñas o adultas. La biología humana nos dice que en su hábitat natural, la mujer tiende a espaciar su embarazos de unos cuatro/cinco años. Pero vamos, ¡estamos lejos de vivir en nuestro hábitat natural! Lo que sí me parece más determinante es la etapa en la cual se encuentra nuestra(s) hija(s) mayor(es). ¿Terrible two? ¿threenager? ¿fucking four? ¿Comienzo del cole? ¿Necesidades especiales? También tomad en cuenta que 9 meses en la vida de una criatura de pocos años puede marcar una diferencia tremenda…

¿Cuál es nuestra configuración ideal de familia? ¿Cómo es el día a día con la(s) mayor(es)? ¿Cómo gestiona(n) sus emociones? 

 

Relación de pareja​

Acoger otra bebé en la familia significa tener menos tiempo a solas con nuestras parejas y aumentar la carga logística cotidiana (básicamente lavadoras, muchas lavadoras). Tomar la decisión de agendar la familia nos manda necesariamente a valorar nuestra comunicación y la solidez de nuestro compromiso juntos. La experiencia juega en nuestra favor, ya que sabemos más o menos a lo que nos vamos a encontrar al principio: cansancio físico y emocional, poco control sobre nuestra agenda, cambios en la sexualidad, montaña rusa emocional y tensiones por “tonterías”, etc… Si sentimos que hay desequilibrio, vale la pena reforzar la comunicación y poner las cosas claras antes del nacimiento del nuevo miembro de la familia. Esperar a después nos expone a querer pedir el divorcio por un calcetín rojo puesto en una lavadora de ropa blanca… La vie en rose mon amour, y mucho humor, QUE NO FALTE NUNCA EL HUMOR. 

¿Cómo definiría nuestra relación hoy? ¿Siento que tenemos un equilibrio en nuestro cotidiano? ¿Cómo imaginamos nuestra relación cuando llegue la nueva criatura? ¿Tenemos tiempo juntos? ¿Qué es lo que nos hace felices? ¿Por qué peleamos generalmente? ¿Cómo se organiza el cotidiano y la repartición (independientemente de que sea 50/50 o 90/10, lo que importa es que cada miembro de la pareja se sienta escuchado y respetado)?

Finanzas y situación laboral

No hace falta un gran discurso para entender de qué se trata. Aquí hay tres cosas que me parecen importantes de tomar en cuenta. Primero, la situación laboral de ambos padres. Dos, la situación laboral específica de la madre ya que es la que va a asumir la gestación, el parto, la recuperación posparto y muchas veces los cuidados a la bebé durante al menos sus primeros meses de vida. Y tercero, saber que lo que realmente necesita una criatura se resume a 4 cosas que no requieren una ronda de inversión financiera: amor, seguridad y calor, cuidados y comida. 

¿Cuál es nuestra situación laboral? Nos sentimos bien en nuestro trabajo? ¿Podemos adaptar nuestra carga laboral a las nuevas necesidades de la familia? ¿Cuales son nuestras/mis prioridades? ¿Quiero, debo y puedo trabajar fuera de casa o no? ¿Qué necesitamos materialmente para acoger a esta bebé? ¿Quién cuidará del bebé si trabajamos los dos fuera de casa?

Red de apoyo

Hace falta un pueblo para criar a una niña… La teoría nos la sabemos, la realidad práctica es a menudo diferente. Saber con quién podemos contar en nuestro entorno para echar una mano si es necesario es importante a la hora de tomar esa gran decisión. 

¿Con quién podemos contar en nuestro entorno para ayudarnos en el día a día? ¿Me sentiré apoyada y acompañada en mi papel de madre de 2, 3, 4 hijos por mi entorno? ¿Tengo una red de otras madres sobre la cual puedo contar para desahogarme y apoyarme?

Control y placer en la crianza.

Tener un hijo es aceptar soltar el control sobre muchas cosas. Tener más de uno, pues más todavía. Tener más de un hijo es aceptar tener menos tiempo para una misma, para la pareja, y también para la(s) hija(s) mayor(es). Convertirse en una familia de 4, 5, 6 o más es firmar un contrato con el caos y poder disfrutar de la locura que nos espera. Tener más de un hijo es aceptar que casi nunca vamos a estar contentos, satisfechos y limpios todos a la vez (siempre hay alguien enfermo, cansado, con hambre, con estrés, con una mancha de leche cuajada o de helado en la camiseta o con una pluma que le pica el culo -esa es una expresión francesa, no sé si existe el equivalente en castellano pero seguro que le pillareis el sentido), o cualquier otra cosa imprevista, incómoda y en el fondo divertida. La cuestión es si nos provoca más placer que agobio soltar todavía más el control en nuestras vidas. 

¿Me/nos siento/sentimos cómoda/os para ser flexible/s y adaptarme/nos a los cambios que vienen? ¿El caos logístico y emocional de los primeros meses de vida de un bebé me/nos agobia? 

¿Y qué pasa en el caso de un embarazo sorpresa? Pues una vez más, es muy personal y hay tantas reacciones como personas y parejas. Nos podemos preguntar mil cosas e intentar racionalizar la decisión, lo más relevante es lo que sentimos en el fondo de nuestro corazón y lo que nos dice nuestro cuerpo.

Conclusión...

Entonces, ¿cómo saber si estoy lista para acoger otra bebé? En el fondo, lo sabes. Lo sabéis. En definitiva, se trata de hacer una fotografía de nuestra vida al día de hoy, ser sinceras con nosotras mismas y tener claras nuestras prioridades para poder decidir. ¿Familia de 3 o familia de 6? Es una decisión difícil y fácil a la vez, que requiere que paremos a reflexionar unos minutos sin darle tampoco muchas vueltas. Como todas las decisiones que valen la pena en esta vida, se sabe rápido si es un sí o un no…

*Nos acercamos al 8M, el post está escrito en femenino. 

Soy Anaïs, doula posparto y asesora de lactancia certificada. Estoy aquí para ayudar a los nuevos padres y madres a disfrutar de las primeras semanas de vida con su bebé a pesar del caos. He creado MamaPoWeR Stories para poner luz en nuestras experiencias de maternidad y para que cada mujer sea la capitana de su maternidad desde el primer día. Échale un ojo a mis servicios aquí

RRSS leadmagnet.(1)

¿Un regalito Mamá?

Haz tuyos los 7 trucos para disfrutar de tu nueva vida de madre. ¡Un concentrado de humor y amor para ayudarte YA!

¿Qué y por qué automatizar antes de parir?

“Hay que comprar papel de 🍑”, “¿Hemos pagado la luz?”,”¿ Qué cenamos esta noche?”

Esas preguntas “ruido de fondo “ que nos contaminan el día a día no paran cuando das a luz a un bebé, sino que se suman a la nueva (y larga) lista relacionada con tu nueva e impredecible vida (visitas médicos, papeleos, retos e imprevistos varios). 

Soy bastante mala organizadora. Justamente por eso, la organización es una de las claves de mi bienestar, recién parida o no. Te comparto en este artículo 4 cosas que puedes automatizar antes de dar a luz para hacerte la vida más fácil y fluida. Gracias a eso, podrás centrarte en lo que realmente importa: vuestros primeros e irrepetibles momentos con el bebé y tu recuperación.

Compra

Automatizar la compra semanal es un lifesaver, sobre todo en estos tiempos de pandemia y restricciones varias. Elige tu tienda favorita, haz una lista predefinida que queda guardada, entra tus datos de pago y abracadabra, la compra te llega a casa. También recomiendo automatizar la compra de pañales, leche artificial y productos de parafarmacia si te hace falta. Tan fácil como comprar en Amazon (y mira que son los reyes del clic fácil…). Os ahorráis tiempo, energía y dinero. 3 cosas que, creeme, vais a necesitar mucho cuando nazca vuestro bebé.

Limpieza

Eso depende un poco del carácter de cada uno/a. Te cuento mi vida: antes de ser madre, era bastante desastre en cuanto a orden y limpieza. Pero ahora que somos 4, casi 5 + un perro + un gato (= pelos, muchos pelos) en casa, se me ha despertado la Marie Kondo que llevaba (bien escondidita) dentro: me pone de muy mala leche el desorden y la suciedad. Un consejo clásico en el posparto es dejar de preocuparse por el estado de la casa para centrarse en lo realmente importante. Pues esa generalización no vale para todo el mundo, hay gente para quién tener la casa patas para arriba les afecta el humor y la moral. Si es una cosa importante para ti, tómalo en cuenta antes de parir y actúa! Por ejemplo, contratando a una persona unas horas a la semana durante al menos los 2 primeros meses del bebé. Si la cuestión económica es un problema, la planificación y la anticipación lo es todo. Al final, es cuestión de tener tus prioridades claras y de actuar en consecuencia: recortar por allí para invertir por allá y ser creativa. Piensa en material perinatal de segunda mano ( te juro que tu bebé no necesita un arcoiris de madera eco friendly al nacer) , intercambio de servicios, ayuda no pagada de amigos y familiares, regalo de nacimiento (realmente útil), etc…

Comida

Otro tema caliente, la comida. Si bien no pasa nada por hacer algunas “cenas desayuno”, es más cómodo (y fundamental para tu recuperación) tenerlo algo planificado siempre y cuando eso no te agobie sino te ayude a estar más tranquila. Me parece aún más importante si tiene hijo/as mayor/es. Soy muy partidaria de congelar cremas, sopas, comidas que le gustan a vuestro/a(s) hijo/a(s), carnes y verduras cortadas antes de parir, así como tener las estanterías llenas de “dump bags” y frutos secos. Si lo de cocinar y congelar antes de parir no te convence, hay mil opciones para descargarse un poco: contratar un catering (bueno) por lo menos para unas comidas a la semana, contratar a alguien, pedir ayuda a vuestros amigos y familiares cocineros, etc… Otra idea es hacer un tren de comida a la anglosajona: varias personas de vuestro entorno (amigos, familia, vecinos, etc…) que están dispuestas a cocinar para vosotros se turnan para que tengáis unas comidas frescas y listas varias veces a la semana. ¡Me ENCANTA! Lo ideal es tener al menos las comidas de las dos primeras semanas planificadas para poder aterrizar tranquilamente en tu nueva vida.

Facturas y suscripciones

Sí, acabamos con lo menos gracioso de la vida pero, sin embargo, imprescindible. Por favor, domicilia tus facturas antes de parir y revisa tus suscripciones automáticas (internet, televisión, entretenimiento, etc) para evitar pagos inútiles. ¡Parece una tontería pero te aseguro que no lo es! Además de aportar mucha paz, te permitirá ahorrar tiempo y dinero (dinero que puedes invertir de acuerdo con tus nuevas necesidades).

¡Et voilá! Espero que te ayude a vivir tu post parto más tranquila y relajada. No es cuestión de controlarlo todo sino al revés de tener la mente libre para poder fluir, disfrutar y adaptarse a la vida apasionante e imprevisible con una criatura. Esos truquillos están aquí para ayudarte, nunca para agobiarte ni culpabilizarte. Como siempre, coge lo que te sirve, deja el resto. 

Soy Anaïs, doula posparto y asesora de lactancia certificada. Estoy aquí para ayudar a los nuevos padres y madres a disfrutar de las primeras semanas de vida con su bebé a pesar del caos. He creado MamaPoWeR Stories para poner luz en nuestras experiencias de maternidad y para que cada mujer sea la capitana de su maternidad desde el primer día. Échale un ojo a mis servicios aquí

RRSS leadmagnet.(1)

¿Un regalito Mamá?

Haz tuyos los 7 trucos para disfrutar de tu nueva vida de madre. ¡Un concentrado de humor y amor para ayudarte YA!

¿Por qué usar y abusar del piel con piel también es bueno para la madre? (Y no solo tras el parto)

El piel con piel no es una moda. Es una necesidad básica para TODOS los mamíferos: para el bebé que acaba de nacer, obviamente. Y para la madre que acaba de parir. Pero es valioso mucho más allá del parto. Durante todo el post parto. Durante toda la vida . Vale, bien, es bueno, es necesario, ¿pero por qué? ¿Y cómo lo integramos en nuestro día a día de madre recién nacida?

¿Alguien más que yo en la sala se vuelve loca con la deliciosa sensación de un abrazo piel con piel con su bebé? Sentir su calor, su olor, como todo su cuerpo se relaja (y el nuestro), como poco a poco nuestras respiraciones se sincronizan… No tiene precio. Pero no es solo agradable para nosotras. ¡Es necesario! Kristen Uvnäs Moberg, médico y investigadora sueca especializada en fisiología femenina, dedica su vida al estudio de la oxitocina. En su libro The oxytocin factor explica que lo que ella llama “el tacto placentero” (“pleasant touch”) tiene una serie de beneficios medibles fundamentales para nuestra salud y bienestar general, especialmente en el periodo perinatal. 

El libro (¡todos sus libros de hecho!) es apasionante si os interesa el tema, recomendable al 100%. 

Resumiendo mucho, sus conclusiones sobre el tacto placentero en ratas han demostrado que: 

  • Baja la presión arterial 
  • Aumenta la tolerancia al dolor 
  • Disminuye el nivel de hormonas de estrés en el flujo sanguíneo (cortisol, adrenalina)
  • Aumenta las hormonas de crecimiento y regeneración en bebés, niños y adultos
  • Favorece las interacciones sociales 
  • Favorece la memoria y el aprendizaje 

No sé vosotras, pero para mí, que una cosa tan placentera sea también tan útil en el post parto, es maravilloso. La naturaleza está bien hecha, ¿no? Vale, sounds like a plan pero…

¿Cómo integramos el tacto placentero en nuestra vida cotidiana, y especialmente en el posparto?

  • Pasad mucho tiempo en piel con piel con el bebé en casa. Es aún más beneficioso si no habéis tenido la posibilidad de hacerlo justo después del parto: el no piel con piel se cura con más piel con piel. Si os sentís inseguras, nerviosas y perdidas, coged a vuestro bebé y ¡¡en pelotas todo el mundo!! Si tenéis miedo a que tenga frío, le podéis poner un body cruzado y chaqueta sin cerrar delante de manera que su barriga y pecho estén en contacto con vuestra piel pero la espalda tapada. Otra opción son las camisetas de piel con piel o banderolas tipo “cuidado canguro”, pero no son imprescindibles y se puede hacer perfectamente sin.
  • Si sois suertudas, tenéis una persona a vuestro alrededor (pareja*, amigo/a, madre, tía, doula, etc) que os puede dar masajes relajantes a menudo en las semanas tras el parto. No hace falta que sea largo, simplemente que sea agradable, cálido y placentero. Subestimamos MUCHO el poder de 10 minutos de masajito de pies o cabeza….
  • Podéis usar sin moderación el automasaje con presiones amplias empezando por la cabeza y bajando por la nuca, hombros, brazos, pecho, barriga/útero, piernas, pies. Es muy sencillo, no hay técnica especial, solo tiene que ser agradable. Haré un video en un próximo post para enseñaros como lo hago yo (con la idea que lo hagáis vuestro y lo adaptéis). 
  • Pasad más tiempo desnudadas, disfrutando de las maravillosas sensaciones que os ofrece vuestra piel en cada momento. Y podéis aprovechar para daros un abrazo piel con piel con vuestra pareja si tenéis una, sin más expectativas que disfrutar del momento. (Pero si hay final feliz, oye, genial). 

Así que os lo podéis tatuar en la nalga derecha, cantarlo, gritarlo, repetirlo varias veces al día: EL TACTO PLACENTERO ES UNA NECESIDAD PARA BEBÉ Y MAMÁ. Es todavía más cierto ahora que estamos aislados los unos de los otros, sin muchos abrazos ni contactos. Nuestra fisiología no entiende de pandemia ni de distancia social. Tenemos que adaptarnos para cumplir nuestras necesidades de recién parida. Ni moda, ni chorr*da, ni capricho. Necesidades. Ni más ni menos. 

Tocad vuestra piel y la de vuestro bebé, dejad que os den un masaje, Mamás. Lo merecéis, lo necesitáis, os va a sentar de maravilla. 

*en este caso, te tengo mucha envidia (y no muy sana). Yo tengo que usar mis dones de negociación para que me haga un masaje. Eso sí, una vez lanzado, no para y me da un súper masaje de una hora. ¡No todo son quejas! Pero tú, por favor, aprovecha si tienes uno de esos modelos poco comunes.

Notas

La página web de Kristen Uvnäs Moberg donde podréis encontrar sus libros, artículos cientificos y recursos de mucho interés sobre el rol de la oxitocina en los procesos reproductivos y en las relaciones en general. También está trabajando sobre el apasionante vinculo entre humanos y animales (no he leído este libro).

Si os interesa indagar todavía más, Kristen Uvnäs Moberg es docente en en Instituo Europeo de Salud Mental Perinatal y imparte un curso online sobre oxitocina y neurobiologia de la maternidad.

Soy Anaïs, doula posparto y asesora de lactancia certificada. Estoy aquí para ayudar a los nuevos padres y madres a disfrutar de las primeras semanas de vida con su bebé a pesar del caos. He creado MamaPoWeR Stories para poner luz en nuestras experiencias de maternidad y para que cada mujer sea la capitana de su maternidad desde el primer día. Échale un ojo a mis servicios aquí

RRSS leadmagnet.(1)

¿Un regalito Mamá?

Haz tuyos los 7 trucos para disfrutar de tu nueva vida de madre. ¡Un concentrado de humor y amor para ayudarte YA!

8 cosas que rechazar ahora que eres madre (o que vas a serlo en breve)

El marketing agresivo

Se muy cauta con alquella persona/empresa que dice que gracias a su producto, tu bebé va a comer mejor/estar más listo/feliz/guapo/descansado/limpio/instagramable y un largo etc. Si lees esto, hay muchas probabilidades para que vivas cerca de una tienda (o que te lleguen los paquetitos de compra online directamente a casa) donde encontrarás todo tipo de cacharros que te facilitarán la vida. No rush. Compra lo que te hace falta en el momento donde lo necesitas de verdad y en función de tu estilo de vida, no lo que piensas o lo que te han dicho que vas a necesitar. Tener las hormonas enfocadas a la crianza + cansancio + ganas de hacer lo mejor para tu bebé = mucho dinero gastado en productos que no son adaptados para vosotros.

Las soluciones mágicas que valen para todos

Tu bebé es único, tú eres única, vuestra familia es única. HUYE de cualquier fórmula mágica que no toma en cuenta vuestras particularidades y necesidades propias. Busca profesionales y consejos que se adapten a vosotros y que estén a vuestro servicio, ¡no el contrario!

La negatividad

Ojo que te voy a desvelar el ultimate secreto: ser madre implica muchos cambios (te había avisado que venía algo gordo). Para hacer frente a esos cambios de manera positiva, necesitas cosas positivas a tu alrededor. Suena un poco utópico en plena pandemia mundial. Justamente porque estamos en plena pandemia mundial, eso es aún más importante. En el posparto, estamos bañadas en un cóctel hormonal muy particular que nos hace más sensibles a nuestro entorno. Tiene todo el sentido a nivel evolutivo y de protección de la especie. Por eso, es nuestra responsabilidad ser cautas con nuestras fuentes de información, con quién seguimos en RRSS o con quién nos relacionamos a diario. No se trata de querer ver solo lo bonito o de negar lo que está pasando sino de proteger nuestro entusiasmo y energía para poder dedicarlos a personas y cosas que realmente importan.

Los consejos no deseados

Está todo en el título. Los consejos no deseados te tienen que resbalar totalmente. Una amiga mía usa una imagen que me encanta: “cuando te conviertes en madre, imagina que eres un pato. Los consejos no deseados tienen que deslizar sobre ti como el agua sobre sus plumas.” Tal cual. Piensa pato.

Los visitantes inútiles

Un buen punto para la pandemia. Tienes una excusa perfecta para saltarte todas las visitas inútiles y muy desgastantes de las primeras semanas. Aún así, algunos atrevidos querrán visitaros. Hazles pasar un proceso de selección digno de La Voz (pero sin cantar, que van a despertar al bebé). Están aceptados solo los que vienen con tuppers llenos de comida, dispuestos a poner/tender lavadoras (hay muchas ya que te has lanzado a la loca aventura de los pañales de tela) o a cuidar del bebé mientras te echas una siesta. Los más valientes son los que valen la pena. Los demás pueden esperar seis meses (o tres años) para conocer a tu bebé.   

El ruido exterior

Va un poco en la misma línea que los consejos no deseados pero es más amplio. Estamos bombardeados por información, evidencia científica, opiniones de “expertos”. Bien. Mándalos a callar todos. Acuérdate del pato. Baja el volumen del exterior para poder subir el tuyo. Es un poco cursi dicho así pero basta ya de tanto bombardeo.

La culpabilidad

Ah, la dichosa culpabilidad. Que si lactancia exclusiva, que si alimentación consciente, que si autocuidado, que si deporte, que si tabaco, que si educación positiva, que si, que si. Nos sabemos la teoría. Gracias. Huye de los recordatorios y de todo aquello que te hacer sentirte mal por tomar esta o aquella decisión. Haces siempre lo mejor que puedes, y eres una madre de puta madre. Punto.

El té o el café frío

Y last but not least, por el amor de todas las cosas, bebe este café mañanero C A L I E N T E. Y sentada. No lo dejes enfriar por tercera vez, bebetelo ya, calentito y rico. Te lo mereces.

¡Et voilà! ¿Con cuál te quedas? Como siempre, no es una fórmula mágica. Coge lo que te sirve, deja el resto y  manda este post a esa nueva madre perdida entre tantos modelos de chupetes.

Mucho 🖤 y MamaPoWeR ForEveR



Soy Anaïs, doula posparto y asesora de lactancia certificada. Estoy aquí para ayudar a los nuevos padres y madres a disfrutar de las primeras semanas de vida con su bebé a pesar del caos. He creado MamaPoWeR Stories para poner luz en nuestras experiencias de maternidad y para que cada mujer sea la capitana de su maternidad desde el primer día. Échale un ojo a mis servicios aquí

RRSS leadmagnet.(1)

¿Un regalito Mamá?

Haz tuyos los 7 trucos para disfrutar de tu nueva vida de madre. ¡Un concentrado de humor y amor para ayudarte YA!

Las recetas de mi posparto: Cuadraditos de almendras, coco y chocolate.

A raíz de mi artículo en el blog sobre los libros de alimentación durante el embarazo y posparto, tres chicas me escribieron para pedirme ideas de recetas para el posparto.

Nunca había pensado compartir recetas con vosotras porque no tengo “formación oficial” y me daba un poco de… no sé qué. Pero pensándolo mejor, ¡no es una excusa válida! Cocinar es un gran placer para mí, cocino desde muy chiquita para mi familia y ahora también para mis clientes. Cuando acompaño a una mamá en su posparto, casi siempre quiere que cocine para ella. Tengo un repertorio de recetas muy nutritivas y enfocadas a la recuperación en el posparto, hechas con ingredientes brutos, fáciles de hacer, digerir y ¡sobre todo de comer a una mano!

Están todas probadas y aprobadas, tanto por adultos como niños, así que valen para toda la familia. Y no solo en el posparto…

¡Qué alegría poder compartir unas de esas recetas con vosotras en esta nueva sección “Las recetas de mi posparto”! Espero que disfrutéis comiendo tanto como yo haciéndolas.

Empezamos con un snack muuuuy rico y nutritivo, fácil de comer a una mano (si no entiendes el sentido de esta frase porque estás embarazada de tu primer bebé, es normal. Simplemente disfruta de tener tus dos manos para comer mientras puedas). Los cuadraditos de almendra, coco y chocolate son unas de mis recetas favoritas: están llenos de nutrientes (proteínas, fibras, grasas saludables, hierro, potasio, magnesio, vitaminas, etc…) y te calentarán el corazón. Puedes preparar una cantidad grande y congelar en previsión de las primeras semanas con tu bebé. Esta receta esta inspirada por la de Céline Chadelat y Marie Mahé-Poulin en su maravilloso libro (en francés) «Le Mois d’Or».

 

Cuadraditos de almendra, coco y choco

Ingredientes

  • 200g de almendras o avellanas molidas 
  • 125 g de coco rallado 
  • 40 g de mantequilla*
  • 2 C.S de miel/sirope de arce/ sirope de ágave 
  • Vainilla
  • Una pizca de sal
  • 3 o 4 cucharadas de agua tibia 
  • 200 g de chocolate negro **

Preparación

  • Mezcla las almendras molidas, la miel, la mantequilla, la vainilla y la sal.
  • Añade el coco rallado y el agua. Tiene que tener la consistencia de una mantequilla espesa.
  • Extiende la masa en una tabla de madera rectangular cubierta por una hoja de papel del horno.
  • Pon 10 minutos en el congelador.
  • Mientras tanto, calienta el chocolate al baño María añandiendole un poco de agua para que este bien liso.
  • Saca la mezcla del congelador y córtala en cuadraditos ( yo hago 4cmx4cm +-)
  • Pon otra vez al congelador 30 minutos y deja reposar el chocolate fuera del fuego.
  • Saca la tabla del congelador y baña cada cuadrado en en el chocolate con dos tenedores o usando una brocha de cocina.
  • Deja enfriar, guarda en la nevera o congelalos.
  • Y…

...¡A oxitocinarse chicas!

*Puedes sustituir la mantequilla por 3 C.S. de aceite de coco.

**A veces, nos entra la locura con las niñas y hacemos una tanda con chocolate blanco. Empeora mucho el índice glicémico pero no su sabor… ¡No dudéis en jugar un poco con la receta adaptandola a vuestros gustos!

Soy Anaïs, doula posparto y asesora de lactancia certificada. Estoy aquí para ayudar a los nuevos padres y madres a disfrutar de las primeras semanas de vida con su bebé a pesar del caos. He creado MamaPoWeR Stories para poner luz en nuestras experiencias de maternidad y para que cada mujer sea la capitana de su maternidad desde el primer día. Échale un ojo a mis servicios aquí

RRSS leadmagnet.(1)

¿Un regalito Mamá?

Haz tuyos los 7 trucos para disfrutar de tu nueva vida de madre. ¡Un concentrado de humor y amor para ayudarte YA!

7 ideas para ocupar a tu hijo/a cuando tienes unas ganas locas de echarte una siesta

¿ Estás embarazada? ¿Recién parida? ¿O simplemente madre agotada? ¿Son las 5 de la tarde, por fin estás en casa, tus ojos se cierran pero los de tu/s hijo/a/s están más abiertos que nunca? Aquí van unos consejos para descansar/dormir sin que se entere (o casi) nadie. Valen para niños entre 18 meses y 4/5 años. (Estoy preparando un post sobre las técnicas para que no se entere tu pareja, es un poquito más delicado).

  • JUGAR AL MÉDICO

Estás tan enferma que no puedes abrir los ojos ni apenas hablar (gruñir/gemir valen). Aconsejo tener material médico en abundancia: jeringas (sin la aguja…preciso, por si acaso), gasas, un spray de agua para “desinfectar”, tiritas (muchas tiritas), estetoscopio, guantes (ganas 10 minutos el tiempo que se los ponga), mascarilla para el/ella, … El juego funciona todavía mejor si hay más de un/a niño/a. 20 minutos asegurados de micro siesta (con un poco de práctica, ni te enterarás que te tiran los pelos con las tiritas y serás capaz de responder a órdenes simples mientras sueñas).

  • SESIÓN DE PELUQUERÍA/MAQUILLAJE/MANICURA/PEDICURA/MASAJE

Eso ya depende de si le gusta al niño/a. A las mías les ENCANTA peinarme, “pintarme” las uñas de los pies y hacerme masajes con aceite y cremas. Ya sé. Me toco la loteria. Será para compensar que mi marido lo odia, el karma ha sido generoso conmigo. Es una muy buena elección cuando ves que necesita(n) estar contigo pero que tú no das para más (y que no te importa acabar como un payaso). Eso sí, aconsejo proteger tu sofá de piel de cabra andina, no resistirá al pintauñas Frozen de H&M ni al aceite de coco ecológico primera presión en frío. Me ha pasado de quedarme dormida casi una hora, despertándome muy fresca… Y guapa, bien guapa. 

  • BELLY PAINTING, CULO PAINTING, LO QUE QUIERAS PAINTING

Coge los mejores rotuladores de tu(s) enano/a/s (de los que se limpian “fácilmente”), ponte en braga y sujetador, cierra los ojos y dejale/s expresar su creatividad en tu cuerpo. Maravillas artísticas garantizadas. AVISO: hace cosquillas.

  • ¿QUE TENGO EN EL CULO?

Para esto, necesitas estar despierta (10% de tus capacidades bastan). No es invención mía, lo vi un día haciendo scroll down en IG y me pareció ingenioso, pero no me acuerdo donde (escribe si eres la persona ingeniosa o si sabes quién es, se merece un reconocimiento). El/la niño/a coge un objeto, lo coloca sobre tu trasero y tú tienes que adivinar qué es. No duermes, pero por lo menos estás tirada en el sofá. Simple, eficaz, divertido.

  • PEDIR A TU HIJO.

Esta opción te puede sorprender. Igual piensas “imposible, con el modelo que tengo en casa, NUNCA funcionará!!” Por probar, no pierdes nada… Eso suele funcionar a partir de los 2,5/3 años, antes es muy muy complicado. Consiste en explicar, de manera simple y muy corta, que necesitas 15 minutos/30 minutos/ una hora de silencio para descansar. Un punto positivo del confinamiento: los niños están acostumbrados a buscarse la life mientras estamos intentando atender a esa reunión ZOOM apasionante sobre los objetivos (no cumplidos) del mes pasado. Con un poco de suerte, entenderá lo de la siesta. Eso sí, se recomienda proponer a su disposición algo que enganche un buen rato: legos/duplos, dibujo, plastilina, etc…

  • PANTALLA.

Si el punto anterior fue un fracaso ( probable si es la primera vez. O la décima. Requiere práctica y constancia), recurre al good ol’ pantallazo. Fácil. Eficaz. Siempre. Peppa Pig es la amiga de las madres agotadas. Netflix también. Guarda la culpabilidad o las preguntas metafísicas (¿y si mi hijo es un machista incurable por culpa de la cerdita? ¿Afectará sus facultades cognitivas?), dale al play y cierra los f*cking ojos durante 30 minutos (o 90). 

  • PEDIR. Versión 2.0.

Pedir ayuda a un adulto (pagar, por supuesto, está más que permitido) para que se encargue del/de los descendiente/s el tiempo que haga falta. Créeme, será un dinero mejor invertido que los 3 cursos («Pan de masa madre», «Vive de tu pasión online», «Crea unas stories memorables en IG») que tienes sin acabar en tu cuenta Domestika.

Aquí va mi modesta contribución para que cuides de tu descanso a pesar de los altos niveles energéticos de tu/s hijo/a/s. Que estés embarazada, recién parida o simplemente agotada, dormir es una prioridad. Usa todo lo que tienes en tu poder para descansar lo más posible cuando te lo pide el cuerpo. Tener MamaPoWeR también es saber engañar. Un poco. Además, ayudas a tu/s hijo/a/s a desarrollar su autonomía, su creatividad y su ingenuidad. ¿Qué más quieres?  

¿Tú también tienes trucos para descansar fingiendo que estás jugando? Comparte, es para el bien de la humanidad. 

Soy Anaïs, doula posparto y asesora de lactancia certificada. Estoy aquí para ayudar a los nuevos padres y madres a disfrutar de las primeras semanas de vida con su bebé a pesar del caos. He creado MamaPoWeR Stories para poner luz en nuestras experiencias de maternidad y para que cada mujer sea la capitana de su maternidad desde el primer día. Échale un ojo a mis servicios aquí

RRSS leadmagnet.(1)

¿Un regalito Mamá?

Haz tuyos los 7 trucos para disfrutar de tu nueva vida de madre. ¡Un concentrado de humor y amor para ayudarte YA!

Capítulo 16: Une revolución llamada Isabel

En este décimo sexto capítulo, Marta nos cuenta su matrescencia. Su revolución interior como la llama ella. ¡Qué ganas tenía de hablar contigo Marta de tu historia, de tu parto, de por qué te lanzaste a emprender, de tu revolución interior desde que nació Isabel!

Creo que somos muchas en identificarnos con la experiencia de Marta. No porque hayamos vivido lo mismo que ella, sino por la sensación de tsunami que ha supuesto la maternidad en nuestra vida: la famosa matrescencia que muchas (¿todas?) vivimos de una manera u otra al convertirnos en madre.  

Marta nos habla con franqueza, alto y claro de lo bueno y lo malo de su experiencia, con esta mezcla de vulnerabilidad y fuerza tremenda que me emociona tanto. Una conversación honesta que me ha llenado el corazón y me ha mostrado una vez más hasta que punto la maternidad puede ser generadora de cambio. 

Muchas gracias Marta por tu valentía, te deseo todo lo mejor en tu vida, con tu familia y también con Huellas, tu precioso proyecto. Necesitamos más madres como tú en el mundo para contar, para crear, para hacer mover las cosas. ¡GRACIAS!

Los tips de Marta

Mi querida Anaïs me ha pedido que escriba unos consejos sobre maternidad, y la verdad es que consejos puede haber miles, pero que te funcionen a ti es posible que solo unos pocos ya que cada maternidad es diferente.

También te quiero decir que si estás leyendo esto y todavía no has dado a luz,¡enhorabuena! porque ya eres madre.

Te podría decir que la maternidad no es como nos la habían contado y que el puerperio no es nada fácil, por lo que sería aconsejable que te prepares para ese momento o que te informes sobre las posibles crisis de sueño y crecimiento por las que pudiera pasar tu bebé, pero a lo mejor eso no resuena contigo, y no por eso eres peor madre. Lo que sí te puedo decir es que la maternidad es una revolución interior maravillosa pero que no está exenta del sentimiento de culpa y de soledad. Es un momento donde nace un bebé, pero también es un momento en el que nace una nueva mamá y una nueva tú. Y conocer a alguien lleva su tiempo.

Por lo que sólo te voy a dar unas pocas tips:

1. ESCÚCHATE. Lo que te está pasando y estás sintiendo es normal. Las cosas van a cambiar porque tú vas a cambiar. Y eso tendrá consecuencias en tu vida, algunas te gustarán y otras no, pero jamás te arrepentirás.

Estamos viviendo un contexto histórico donde las maternidades han cambiado radicalmente. Son diferentes a las maternidades de hace dos años y son aún más solitarias. Por lo que bajo este contexto te puedo dar 3 tips:

2. Escucha lo justo y necesario los consejos que te van a dar y no has pedido. Lo que antes funcionaba es posible que ya no funcione.

3. Sáltate el tip numero 2 y mándalos (educadamente) a paseo. Es posible que quien te dé los consejos ni se plantee por el contexto emocional por el que estás pasando.

4. Sigue tu instinto sobre todas las cosas y al margen de lo que marque la sociedad. Sólo tú vas a saber cuáles son las necesidades de tu bebé y qué métodos os funcionan.

Y para terminar te voy a dar dos tips más, pero primero te voy a contar un secreto. Cada vez somos más las que estamos ahí para ayudar y apoyar a mujeres sin juzgar. Por lo que…

5. Busca tu tribu. En redes sociales tienes muchos grupos de madres que se apoyan entre sí.

6. Pide ayuda, porque la única forma de que tu bebé esté bien es que tú lo estés también.

Y para finalizar te pido una cosa:

7. RECUERDA: NO ESTÁS SOLA

¿Se te ocurren más consejos que puedan ayudar a otras mamás?

Si te ha gustado o conoces a alguien que le pueda gustar, comparte con esa persona en la que estás pensando.

Notas

A raíz de su maternidad, Marta se lanzó a la loca aventura del emprendimiento para sumar, aportar, ayudar.

Ha lanzado Huellas, una marca de regalos de maternidad personalizados y preciosos. Podéis ver todas las creaciones de Marta en su perfil de IG, donde además comparte información muy valiosa sobre el parto respetado. Y recordad que cada vez que le compráis a una emprendedora y/o artesana, ¡ella hace un baile loco en su salón 💃! Apoyar el trabajo de las madres emprenderoras es feminismo y empoderamiento.

Marta, te deseo todo lo mejor con tu empresa. ¡Estoy con muchas ganas de hacer el pedido de Huellas para el/la enano/a number 3 en unas semanas ❤!

Haz tuyos esos 7 trucos y

* Es gratis. Pero no barato. Como el desayuno en un hotel de lujo. Garantizado 100% gurú free.

Y ahora, ¿qué como? Tres libros sobre la alimentación en el embarazo y posparto.

Os presento hoy 3 libros (en la foto solo hay dos, el tercero está de viaje por Francia…) que tratan de alimentación durante el embarazo y el posparto. Es un tema controvertido, con mucha información contradictoria y consejos a punta pala en todas las direcciones. 

No tengo formación oficial en nutrición. Simplemente me interesa mucho el tema. Me gusta cocinar, me gusta disfrutar comiendo, me gusta aprender sobre el tema,  ¡me gusta jugar y combinar productos frescos y sabrosos! Intento tener una visión amplia, sin integrismo y siempre anteponiendo las sensaciones y reacciones de mi cuerpo a cualquier método supuestamente curador de todos los males de mundo mundial…

Esos tres libros son una propuesta para ir un poco más allá de las típicas y muchas veces obsoletas (o directamente inexistentes) recomendaciones nutricionales oficiales durante el embarazo y los primeros meses/años de lactancia y crianza. 

Hoy en día, el enfoque está principalmente en el embarazo: lo que puedes comer y lo que no, lo bueno/lo malo, etc… Todo esto es muy relativo ya que cada país, incluso cada región tiene sus directrices, a menudo basadas en… creencias. Eso sí, una vez pares, ¡fiesta! De repente, parece que da totalmente igual lo que ingieres, te curarás y te encontrarás igual de bien comas lo que comas. Pues no. Porque tienes un bebé que te necesita 24/7, un cuerpo que cuidar, unas hormonas que estabilizar y tutti cuanti. La nutrición siempre importa, y el posparto no es ninguna excepción. Es más, en el posparto, como en el embarazo es DE PRIMERA IMPORTANCIA. Desafortunadamente, no le prestamos mucha atención ya que todo el foco está en la salud y crecimiento del bebé. ¿Acaso no podemos tomar en cuenta la salud y bienestar del bebé Y de la madre? Si lo podemos hacer en el embarazo, lo podemos hacer también después del nacimiento. No es cuestión de volverse talibana, sino de tenerlo en cuenta y de adaptarlo a nuestro estilo de vida con sentidiño como dicen por aquí: no tiene sentido cambiar drásticamente tu manera de alimentarte en el posparto (lo cual sería contraproductivo) pero sí de incorporar poco a poco nuevos hábitos, desde el embarazo, para sentirse bien, recuperar de forma óptima y DISFRUTAR.

Allá vamos con la selección: 

  • Real Food for pregnancy de Lily Nichols: mi favorito of all time. Un estudio muy completo y actualizado de lo que sabemos a día de hoy sobre nutrición, embarazo y desarrollo del feto. Está bien escrito, es denso sin ser pesado y la bibliografía es exhaustiva por si quieres indagar todavía más o comprobar lo que dice la autora. El libro tiene muchas recetas MUY ricas y sencillas de realizar, con ingredientes fáciles de encontrar y que valen para toda la familia. Lily es una de esas personas inconformistas y determinadas a actualizarse continuamente incluso si eso quiere decir ir a contracorriente de las recomendaciones generales. Su libro tiene diferentes lecturas así que vale si tienes formación sanitaria y/o en nutrición, o no.

 

  • La cura contra el desgaste postnatal de Oscar Serralach. El trabajo de este médico australiano está actualizado y con un enfoque bastante nuevo sobre la importancia de cuidar su estilo de vida en el posparto. El objetivo principal del libro es darnos las claves para evitar o participar a curar todo tipo de dolencias maternales comunes pero no normales: cansancio crónico, ansiedad, problemas de sueño, falta de energía y concentración, etc. Abarca varios temas más allá de la alimentación como la actividad física y el descanso. Las recetas que propone son fáciles de realizar y kids friendly, lo cual nos facilita la vida a la hora de organizar el menú semanal. Muy recomendable.

 

  • The first forty days de Heng Ou, Amely Greeven , et ál.. Un libro de recetas y una propuesta para vivir un posparto slow y consciente. Las fotografías son preciosas y para mí es una fuente de inspiración para cocinar durante el embarazo y congelar en previsión de las primeras semanas de vida del bebé. Objetivo: take it easy y recuperar. Son recetas deliciosas que valen para el posparto y más allá. En mi casa, las niñas se vuelven locas con algunas de ellas. Un inconveniente, requiere organización: ingredientes raros, tiempo de realización un poco largos. Yo adapté las recetas a mi manera, simplificandolas para que cuadre mejor a lo que encuentro en mis alacenas y frigorífico… Lo ideal en el posparto es que alguien te prepare estos platitos frescos en casa mientras tú te enamoras de tu bebé.

Si eres vegetariana, esta selección NO ES PARA TI ya que todos se basan en una dieta omnívora. Desconozco los principios de la alimentación vegana y/o vegetariana durante el embarazo y posparto, con lo cual no hablo de ello. Vegana, omnívora, marciana, por favor, ¡lleva la dieta que mejor te siente!

Se completan muy bien entre ellos y van en la misma dirección: tomar en cuenta las necesidades especiales de las mujeres alrededor del periodo de gestación. Pero son eso, LIBROS. Nos informan y nos interpelan pero no pueden sustituir a un profesional actualizado y competente en su campo… No dudes en consultar a un médico y/o nutricionista si lo ves necesario.

Y tú, ¿tienes un libro de recetas favorito enfocado al embarazo y al posparto?

Haz tuyos esos 7 trucos y

* Es gratis. Pero no barato. Como el desayuno en un hotel de lujo. Garantizado 100% gurú free.

El cuarto trimestre en el mundo: Corea

Créditos foto: Kevin Liang en Unsplashed. Desconozco la nacionalidad de la mamá y del bebé, pero la foto me pareció preciosa.

En Corea, como en muchos países del Este asíatico, se enfatiza mucho la importancia del cuidado a las nuevas madres. Tradicionalmente, la madre o la suegra vivía o se instalaba durante al menos 3 semanas para cuidar 24/7 de la nueva mamá y ocuparse de las tareas domésticas (ya os veo temblar). Si bien hoy las costumbres cambian y las familias no son tan multigeneracionales como antes, esta tradición llamada “ssam (tres)- chil (siete) – il (días)” o “삼칠일” (si hay alguna coreana en la sala, que se siente libre de corregirme) sigue en pie. El objetivo principal es la recuperación de la mujer tras el embarazo y el parto: tener tiempo para descansar, curarse y para descubrir su pequeña maravilla sin tener que atender a las tareas domésticas. Las familias que se lo pueden permitir pagan estancias todo incluido en hoteles especializados en cuidados postnatales o contratan a doulas posparto a domicilio para asegurarse de que se ocupen de todo: alimentación adaptada, masajes diarios y otros cuidados enfocados a la recuperación de la nueva mamá. ¿Lujo? ¡Pues para nada! Más que una simple recuperación, la cultura coreana considera el posparto como un periodo de curación integral de la mujer después del embarazo y parto (físico, pero también emocional y espiritual) determinando su salud a corto, medio y largo plazo. ¡Nada menos que eso! 

Los cuidados a las nuevas madres giran entorno a 6 puntos claves. ¿Cuáles son?

¡Para dentro! Hay que quedarse en casa lo máximo posible. ¿Objetivo? Evitar los gérmenes extranjeros y favorecer el descanso. Perfecto, porque confinarse es muy tendencia en 2020. Y tiene pinta que en 2021 también.

Calor, calor, y más calor. La temperatura ambiente tiene que estar caliente. Las casas de las nuevas madres se parecen muchas veces a una sauna, ¡el termostato fijado a 29 o 30 grados día y noche! El objetivo es mantener el cuerpo de la madre caliente y favorecer una sudación importante ya que eso forma parte del proceso para eliminar el exceso de líquido provocado por el embarazo y purificar el organismo. De la misma manera, se pone especial énfasis en evitar todo tipo de comidas y bebidas frías ya que se considera que ralentiza el proceso de recuperación. 

Tocame. La mamá se beneficia de masajes diarios para activar su circulación sanguínea, favorecer el drenaje de los líquidos en exceso y establecer una buena lactancia, entre otros muchos otros beneficios que aporta el tacto. Mmmmhhh, solo escribiendolo, se me relaja el útero. 

A tu lado, me siento seguroa. Para los coreanos, es una aberración dejar sola todo el día a una mujer recién parida que tiene un bebé a cargo. Más una casa. Y un marido. Y la verdad, es que es una auténtica locura. Que estén en un hotel postnatal rodeadas de otras nuevas mamis o en casa, las nuevas mamás coreanas tienen casi siempre alguién a su lado, pagada o de la familia, durante el primer mes.

¡A table! La comida está considerada como una parte fundamental del proceso de recuperación/curación. Tiene que ser revitalizante, fácil de digerir y rica en proteínas y colágeno: sopas, estofados, huevos… La receta todo-en-1 estrella del posparto corenao es la famosa sopa de algas y ternera: rica en calcio (para los huesos), hierro (para la sangre), yodo (para el cerebro del bebé y de la madre) y fibra. Además contribuye a mantener una hidratación adecuada, ayudando a una buena lactación. He arriesgado mi vida por vosotras y he cocinado una versión en casa. Y tengo que decir que está muy buena. Si os gustan las algas.

¡Al agua, culos! Sí. Las nuevas mamás coreanas están invitadas a hacer baños de asiento que consiste en poner el culete encima de una tina especial con agua caliente y hierbas (generalmente artemisa) que desprende vapor o directamente el trasero en el agua. El objetivo es una vez más activar la circulación ahí abajo y acelerar el proceso de curación de la vagina y útero (favoreciendo la eliminación de los loquios, las pérdidas de sangre que duran unas semanas después del parto). ¡Relajación asegurada según los testimonios de quien lo haya probado! Después de haber buscado información sobre el tema, parece que tiene su razón de ser y más y más profesionales usan este recurso para favorecer la cicatrización y la buena oxigenación de la zona. ¡A explorar!

¡Et voilá! Obviamente, no es una panacea. Son muchas las mujeres coreanas que rechazan estas tradiciones ya que consideran que les obligan a adoptar un cierto comportamiento. Sin embargo, la idea que una nueva madre necesita apoyo y sostén durante el primer mes posparto sigue muy vivo a día de hoy en Corea, y creo que de eso podemos aprender (o reaprender) algo. Me parece fascinante observar estas tradiciones, ver cuales son las similitudes y diferencias entre países y culturas, e ir “picoteando” ideas para adaptarlas a nuestras propias circunstancias y deseos. 

¿Te parece una exageración o le ves todo el sentido? ¿Con cuál te quedas? Yo sin duda, me quedo con los masajes diarios 😉

El mes que viene, ¡cambiamos de continente y nos vamos a Holanda!

15. Elisa la Auténtica

Sin duda la maternidad nos aporta mucho: Amor, foco, sueño. Pero también nos QUITA mucho.  Si nos dejamos llevar un poco por la aventura, si fluimos con los acontecimientos, nos quita muchas capas, mucha mierda que nos impide ser totalmente nosotras mismas, auténticas, honestas y plenas.  

Es lo que nos viene a decir hoy Eli de @poulain_coco. Ella ve la maternidad como una oportunidad de conocerse mejor y de volver a ser quiénes somos DE VERDAD, la que somos cuando nos levantamos por la mañana o la que eramos cuando teníamos coletas y un chandal amarillo, naranja, azul y violeta (eso del chandal me lo estoy inventando pero seguro que no estoy muy lejos de la verdad para la mayoría de nosotras ;))

Con su naturalidad mundialmente conocida, Eli nos habla de su experiencia de madre hasta hoy y de su visión de la vida.

¡Una pildora que nos hace mucho MUCHO bien!

Los 10 ¡Ojalá lo hubiera sabido antes! de Eli

  1. NO NECESITAS TODOS ESTOS TRASTOS. Eli, no te gastes toda esa pasta, no te hace falta nada de lo que tú crees. Solo necesitas una cama de 2×2 y un buen portabebes.

  2. TUS ESPECTATIVAS NO SON REALES. No todos los niños duermen toda la noche del tirón (entre tú y yo, yo diría que muy pocos lo hacen). NO TE FRUSTRES, a tu hijo no le pasa nada.

  3. RESPIRA FUERTE. Poco antes de que tu hijo cumpla 2 años llegará lo realmente difícil. Esto está chupado comparado con lo que se te viene.

  4. APROVECHA PARA DORMIR. Tú hijo duerme muchísimo en comparación con lo que va a dormir más adelante. Aprovecha y duerme tu también, lo echarás en falta.

  5. NO LEAS TANTO Y VIVE MÁS EL “SOBRE LA MARCHA”.

  6. NO ERES UNA SÚPER HEROÍNA ¡Delega! Tu marido hace las cosas diferentes pero es importante que este enano tengo diferentes visiones de la vida.

  7. NUNCA DIGAS NUNCA. Con la lengua se tropieza más seguido que con los pies.

  8. NUNCA VOLVERÁS A CAGAR SOLA. Disfruta del momento ahora que puedes.

  9. ES MEJOR QUE TIRES TUS SUJETADORES PRE MATERNIDAD. Tus tetas no volverá a caber ahí. No te engañes.

  10. SI INVITAS A GENTE A CASA DESPUÉS DE PARIR. ¡Que traigan tuppers o que no vengan!.

Notas

Puedes encontrar a Eli en su Instagram @poulain_coco y en su blog www.poulaincoco.com  si quieres saber más sobre su historia o Expándete.

En el capítulo, Eli nos habla del centro ginecológico Lua en Vigo que le ayudó a equilibrar los síntomas del síndrome del ovario poliquístico.

 

14. Viñetas y ColaCao (de madre).

La maternidad es intensa. Entendido. Sobre todo al principio cuando todo está borroso y de color mostaza… Cuando todo desborda en tu vida, literalmente Y figurativamente. 

En esta etapa (E-T-A-P-A) de nuestra vida, solemos necesitar tres cosas (entre otras) super simples aunque muy a menudo obviadas: 

  1. Una persona Hada: alguién que te ESCUCHA (sin intervenir) contar 340928 veces tu parto o quejarte. Alguién que te mima de verdad masajeandote los pies con aceite de lavanda y que además trae una tortilla de patata para picotear devorar. Si tienes a esa persona-hada en tu vida, se empática con tus compañeras de viaje y comparte #compartiresdeguapas #sobretodosieresmadre #noseasrata).
  2. Reirte y disfrutar.
  3. Saber que esto no va durar siempre (y es más, probablemente en algún momento de tu vida, LO VAS A ECHAR DE MENOS. ¿Insensata? No madame, ambigüedades de madre).

(BONUS TRACK: dormir un poco está bien también.) 

La entrevista de hoy cumple 2 de esas 3 cosas.

Cristina nos regala 50 minutos de sabiduría maternal de la buena, de esa que te da perspectiva y te hace sentirte bien, capaz de afrontar las cacas volcanes, los celos y las manchas de leche, las noches sin dormir y los terrible 2/3/4/…, el humor bien alto tal escudo contra opinólogos y “loquetienesquehacertis”. 

Nos comparte su experiencia de embarazos y partos y también sus reflexiones sobre crianza, responsabilidad, opinólogos y de lo necesario que es confiar en nosotras mismas en todo eso de la maternidad. 

Notas

La web y el Instagram de Cristina donde podéis encontrar sus viñetas y sus libros.

13. Vanessa, active mamá.

Me encanta cuando la vida te sorprende. Cuando tienes una vida bien organizada y certidumbres y de repente se abre un nuevo camino inesperado, desconocido. Entras, con un poco de miedo, y decides zambullirte porque sientes que aún sin saber muy bien porque, vas en la buena dirección… 

Es la historia de Vanesa. La historia de una enfermera de urgencias que poco a poco toma distancia con ciertos protocolos hospitalarios poco respetuosos. Después de una mala experiencia durante su segundo parto, empezó a informarse. Ayudar a sus pacientes y (in)formarse sí, ¡¡pero ella nunca se había imaginado volver a vivir una maternidad con 40 años!! 

El corazón tiene razones que la razón desconoce. Se enamoró y de este amor nació su tercera hija. Esa pequeñita le permitió arrancar un nuevo proyecto que mezcla sus dos pasiones: el acompañamiento respetuoso de las mujeres basado en la evidencia científica y el deporte. 

Vanesa es una active mami que nunca para y que hoy nos comparte sus tres experiencias de maternidad: inducción, placenta previa con cesárea de emergencia a la semana 33, parto fisiológico sin intervención y con hipnoparto…Tres experiencias muy distintas y llenas de enseñanzas para ella…  y ahora para nosotras! 

Muchas gracias Vanesa por compartir tu historia y tu energía con nosotras.

Los 10 tips de Vanesa

  1. Si quieres tener un hijo, prepárate al máximo para ello. Hazlo como sueñas porque no tenemos tantos hijos… y así será como tú quieras que sea.
  2. El no tener tiempo no es un problema: hoy hay muchos centros donde te darán información con distintas opciones de partos, y díseña lo que te gustaría y trabaja para conseguirlo. Pregunta por todas opciones, beneficios y no tanto, para que no pierdas el tiempo.
  3. Desde el primer momento, como supongo que tu máxima va a ser tu bebé: cuídate, mímate y quiérete. Eso no quiere decir que te consideres enferma y sólo te dediques al placer y a la autosatisfacción.
  4. Empieza a platearte en qué línea quieres educar a tu bebé, sé consiente del estilo de vida que tienes: ritmo de trabajo, cuanto tiempo quiero dedicarle y cuanto puedo, qué calidad de tiempo. Y si consideras haz ajustes…. Para disfrutar la maternidad de la manera que quieras.
  5. Haz participe a tu pareja de lo que has pensado, pregúntale que quiere, y entre los dos tomáis decisiones. La maternidad acompañada de tu pareja y disfrutada por ambos progenitores no tiene precio.
  6. No tienes por qué cambiar tu esencia; para mí lo más importante era seguir siendo yo, seguir gustándome físicamente y poder seguir con mís múltiples actividades y poder disfrutar eso con mi nueva familia.
  7. Prepara tu cuerpo: por ti y por el bebé. La programación genética desde el embarazo, la ciencia, está viendo que es muy importante.
  8. Los niños tienen su propio ritmo circadiano, adáptate tú también un poco a ellos, te hará la vida más fácil para poder: conciliar, trabajar, tener momentos para ti sóla y en pareja…. Porque tu bebé estará más adaptado al entorno.
  9. Disfruta, DISFRUTA … QUE LO HARÁS BIEN.
  10. SE FELIZ y dales mucho AMOR. Porque el tiempo vuela, no te quedes sin hacer algo, porque luego ya no son bebes, infantiles, adolescentes…. Y son otro adulto como tú, que compartirá contigo lo que tú le hayas enseñado y que has compartido con él.

Notas

El instagram de Vanessa.

12.(Re)Tomando el poder.

Sus fotos son todo luz, amor, dulzura. Sus palabras nos hacen reflexionar, nos emocionan y de acuerdo o no, no nos dejan indiferentes…

¿Quién hay detrás de esa fuerza tranquila? ¿Cómo la maternidad fue para ella la oportunidad de tomar consciencia del poder de su cuerpo y de reafirmar sus convicciones? ¿Por qué decidió dedicar su vida profesional a acompañar mujeres en esta transformación increíble que es la maternidad? Esas y tantas otras preguntas tenía para Ester @mamajuana_banana.

Tuve el gran placer de pasar un ratito con ella y hablamos de violencia obstétrica, de feminismo, de sororidad, de empoderamiento y de por qué la maternidad es una maravillosa oportunidad para crecer.

¡¡Un shot de mamapower en toda regla!!

Los 9 tips de Ester

  1. Fíate de tu instinto.
  2. Sé fiel a ti misma.
  3. Pide ayuda siempre que lo necesites.
  4. Cuidado cuando te sientas confusa o perdida, no todas las voces son de ayuda, selecciona aquellas que te hagan sentir bien.
  5. Hay bebés de percentiles altos, hay bebés de percentiles bajos, lo importante es que su curva de crecimiento sea adecuada. ¡Olvídate de la báscula!
  6. El feminismo y la maternidad no son opuestos. Puedes ser madre y no entrar dentro de lo que el patriarcado quiere para ellas.
  7. La lactancia te dará momentos maravillosos. Confía. Lee a asesoras de lactancia y ten siempre el número de teléfono de una o dos para solicitarle su servicio. Merece mucho, mucho la pena.
  8. Descansar es importante.
  9. Si sientes que pierdes la vitalidad, pide ayuda a una experta. La vida está para vivirla, no deprisa, no todo el tiempo para afuera, pero si sientes que te falta vitalidad, puedes buscar ayuda en una profesional.

Notas

La web y el perfil IG de Ester. En su pagina web propone sesiones de acompañamiento consciente (online) durante el embarazo, sesiones de hipnoparto y círculos de mujeres embarazadas.

Ester habla de dos recursos en la entrevista. 

  • El foro Mamá Importa dinamizado por profesionales de la salud perinatal formadas en el Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal para ayudar y orientar a las nuevas madres.
  • La Plataforma Petra sobre el debate maternidad/feminismo y la transferibilidad de los permisos parentales.

11. Un batido llamado maternidad

Este es el título que le puso Laura a una de sus fotos cuando me la mando. No me puede gustar más. 

La maternidad es un poco eso ¿no?: una mezcla extraña entre diferentes ingredientes que hace el resultado único, delicioso (a veces), que te deja con el estómago ligeramente revuelto y de la cual siempre quieres más aunque no sabes muy bien decir porque. 

Ser madre es un viaje, una aventura y Laura se encontró muchos baches en el camino: 2 años de espera para quedarse embarazada, hiperémesis gravídica (vómitos -épicos- durante TODO el embarazo hasta el parto…), cesarea, sentimientos complejos en el post parto.

Pero Laura tiene este super Mamapower, el de convertir sus dificultades  en poemas divertidisimos y conmovedores, de esos que te gustan tanto que le sonríes (tontamente) a tu móvil leyendolos -seguro que no soy la única que sonrie tontamente al móvil-. Una catarsis en la cual muchas de nosotras nos sentimos identificadas y reflejadas. 

Como no la iba a entrevistar!! 

Ademas tenemos a Bebestia en special guest en la mitad de la entrevista. 

Mil gracias Laura por hacer nos reir y llorar y ser la perfecta madre imperfecta.

Los 10 tips de Laura

  1. El primero, y el más importante. El porqué de mi proyecto: LA MATERNIDAD NO ES TAN ROSA COMO LA PINTAN. Hubiera estado bien saberlo.
  2. La lactancia es tan dura como mágica. Tendrás muchas ganas de ir a buscar un biberón los primeros días, pero si todo evoluciona como debe, llegará un momento en que te encantará. Eso sí, lo primero es lo primero. TÚ tienes que encontrarte bien física y mentalmente. Sino, el biberón no es el diablo, que lo sepas 😉
  3. Las hojas de col son un gran truco del almendruco para la mastitis. Ojalá no tengas nunca (dolorrrr), pero si te ocurre, ¡pruébalas!
  4. Deja llorar a tu bebé. ¡Es coña! No lo hagas jamás. No llora por vicio (no escuches a las abuelas), te necesita . Además, luego crece y ya no quiere tanto bracito de mamá. Aprovecha cuando sí amiga 😉
  5. Rodéate de otras mujeres que estén pasando por lo mismo que tú. Me fue ideal apuntarme con la Bebestia a clases de mamifit, música, baile, piscina,… Allí conocí a otras madres increíbles y me abrí a ellas de forma natural. Todas estábamos igual de jodidas jaja Ahora aún nos vemos y conservamos ese vínculo.
  6. Tú eres la que más sabe lo que le conviene a tu hijx. Puedes pedir consejo, ayuda, pero la decisión final es tuya. Vale, y si tienes pareja, de ella también (casi) siempre 😉
  7. No critiques a otras madres. Porque ahora que lo eres, entenderás que no mola que que opinen sobre lo que haces con tu cachorro. Yo era de las que algunas veces criticaba, lo confieso. Ahora ya no, palabra 😛
  8. Si tienes pareja, no la olvides. Cuando llega un bebé se convierte en el centro de todo, pero es importante recordar que no tienes un/a compañerx de piso. Buscar momentos solo vuestros es difícil pero fundamental. Los hijxs pueden hacer que el amor entre vosotros crezca o disminuya. Que sea lo primero, ¿no?
  9. No te olvides de ti. Ahora eres madre, pero sigues siendo la de siempre (con algunos cambios físicos y mentales vale 😉 ). No dejes de hacer lo que te gusta, queda con tus amigxs, sal, diviértete. Seguro que tu baby estará en buenas manos mientras tanto.
  10. Mamá, lo estás haciendo de ¡ole, ole y ole! Es algo que deberíamos decirnos nosotras mismas cada día. Pero como no solemos hacerlo, te lo digo yo 😀
 
 

Notas

 Mamá, dáte mimo y echale un ojo a la tienda online de Laura y a su perfil Instagram @elembarazodelosunicornios (y tú tambien dejate llevar y sonriele tontamente a tu móvil;))

10. Martín, el bebé arcoíris.

Hay historias de maternidad que escuchas y piensas : “Nosotras las mujeres estamos hechas de otra pasta”. Sabes, esas historias que te dejan marcada, indignada y vacilante.

Esas historias que te inspiran y te dan ganas de luchar por nuestros derechos día si y día tambien, luchar para que el respeto no desaparezca repentinamente cuando la infertilidad y duelo perinatal tocan a tu puerta. 

Pues la historia de Claudia es una de esas. Dura, triste, y a la vez llena de amor y de poder. 

Superación, de determinación y tenacidad. 

Gracias a estos 3 ingredientes, Claudia superó todos los obstáculos que tenía por delante para conseguir su sueño: tener un hijo. 

Ahora Martín, su bebé de 6 meses, llena su vida de felicidad y de amor. 

No me puedo sentir mas agradecida y orgullosa de compartir su historia con vosotras.

AVISO: En este capítulo, Claudia comparte la muerte intragestacional a 17 semanas de embarazo de su bebé Hugo. Si no te sientes preparada para escucharlo, es mejor que esperes al proximo capítulo <3.

LOS 3 TIPS DE CLAUDIA

1. Un embarazo arcoiris a veces no es bonito y casi siempre es muy duro. Sé amable contigo misma.

2. Hay que aprender a vivir con miedo, pero si ves que ocupa más de la mitad de tus pensamientos, busca ayuda profesional.

3. Haz tribu con otras mamis arcoiris que puedan empatizar con tus sentimientos y situación.

Notas

El instagram y el canal de Youtube de Claudia donde informa y comparte sobre infertilidad, duelo gestacional y maternidad.

Cuando te digo maternidad, ¿me dices…?

Con esta pregunta acabamos cada una de las entrevistas de Mamapower Stories. Y si el amor es el denominador común, cada respuesta me sorprende,me emociona, me inspira. 

Por eso hoy, junto a los besos mojados, los ojos brillantes, los dibujos maravillosos y las bandejas repletas de tostadas y otras maravillas matutinas que se acercan temblantes a la cama (que no caiga, por favor, que no caiga…), quiero celebrar esta diversidad con este post popurrí y un mini capítulo del podcast. 

10 mujeres maravillosas, heroínas anónimas o más visibles,  nos comparten en 10 minutos su definición de la maternidad. Inspira, desculpabiliza, anima y hace mucho bien. Y os he dejado una sorpresita de una persona muy especial al final del capítulo.

Feliz día de la madre, tú, mujer extenuada y mitad confinada que más que nunca hace malabares para gestionar TODO todo el día. Nos queda mucho por luchar (hello @malasmadres). 

Feliz día a ti también, que una vez más este mes, solo ves una línea rosa en vez de las dos tan esperadas. Porque somos madres desde que queremos serlo. 

Y tú también por supuesto, madre de un hijo invisible a los ojos de todos los demás. Porque somos madres aunque tengamos los brazos vacíos y una casa demasiado silenciosa…

Y feliz día a todas las madre separadas de sus hijos que hoy recibirán achuchones y abrazos virtuales. Pronto será de verdad…

FELIZ DÍA A TODAS!!

En el mini capitulo de hoy, 

Mil gracias a Berta @sincerely.be, Claudia @suddenlythis, Laura @elembarazodelosunicornios, Mariu @mariu.ai, Elvira, Amanda @iammamas, Carmen @partopositivo, Samanta @soysamantacortes, Vanesa @kysskifu e Isabel @semtidopublicidad por haber participado.

Charlas con profesionales #1. Parir empoderada en cualquier situación con Carmen Moreno

Hoy empezamos las charlas con profesionales by mamapower stories con Carmen Moreno (@partopositivo en sus redes).

Las condiciones de atención al parto han cambiado con la crisis del COVID19. Más que nunca las mujeres tenemos una gran responsabilidad a la hora de elegir cómo, dónde y con quien dar a luz. Más que nunca tenemos que preparar nuestro parto a nivel físico y también EMOCIONAL

Si me seguís desde el principio, sabéis que cuando descubrí el #hipnoparto (solo tiene de raro el nombre), me enamoré. Desde este momento, cada vez que me encuentro con una mujer que lo ha utilizado, me enamoro un poquito más. 

¿Por qué? 

Porque es un método tan simple como extremadamente potente.

Porque nos da toda una caja de herramientas que nos empodera y nos permite gestionar los miedos (evitables) frente a la incertidumbre (inevitable). Y lo mejor es que esta caja de herramientas también sirve para después, para TODA LA VIDA más allá del parto.

Educadora prenatal especializada en hipnoparto, Carmen Moreno nos comparte en este episodio unos tips muy simples que podéis implementar YA para remplazar el estrés por la calma. 

Carmen es puro amor pero que nos os engañe su voz dulce, su determinación es sin límite y su #mamapower está a tope. 

En su página web y su canal YOUTUBE, tiene un montón de recursos gratis que os ayudará a bajar la presión y (re)descubrir este power femenino que TODAS TENEMOS.

Si sentís que necesitáis una ayudita extra para llegar a tope de #mamapower para dar a luz, acaba de añadir un modulo especial a su curso online titulado «Parir en tiempo de criris» que os ayudará a gestionar la incertidumbre y a tomar las mejores decisiones para vosotras y vuestros bebés. 

Y si queréis escuchar testimonios de mujeres que han utilizado el hipnoparto,  id al capítulo 2 con Berta de @sincerely.be, al 8 con Amanda de @iammamas y por supuesto a la historia de Carmen en el capítulo 3 del #podcast.

PARIR CONFINADA-número especial #1 Emma

Empezamos con una historia llena de esperanza y de mamapower: un parto natural en el centro de nacimientos de Martorell en Barcelona. 

En este momento de muchas dudas, mucho miedo, mucha incertidumbre, el testimonio de Emma @emmaphotoart muestra que sí se puede. Se puede, a pesar de las circunstancias, parir con tranquilidad, como querías, respetada, acompañada. Muestra que sí son muchos los profesionales que quieren seguir haciendo su trabajo con profesionalidad y empatía, sin ceder al pánico y siguiendo las últimas recomendaciones de la OMS. Para que la historia de Emma no sea una excepción, tenemos que más que nunca informarnos para decidir, confiar y exigir el respeto.

Muchas gracias Emma por haber dado tu voz y por dar esperanza.

Capítulo 08. Un bebé, dos mamás

Con 24 años, Amanda tenía un plan de vida: casarse con su novio y tener un bebe antes de los 30. Pero un viaje a la India entre amigas puso su mundo y sus certezas patas arriba… volvió con mariposas en la barriga y una evidencia en la maleta : estaba enamorada de su amiga Mireia. 

Pasada la sorpresa, y ahora ¿qué? ¿Como hacer para tener un bebé con una mujer? Cuales son los trámites que tienen que pasar las parejas lesbianas para poder ser madres? Y qué pasa cuando no funciona? Todas esas preguntas y dudas Amanda y Mireia las vivieron una tras otra, hasta poder tener su bebé en brazos.  

Mil gracias Amanda @iammamas por compartir tu historia con nosotras. Escucha este capitulo good mood que nos viene muy bien en estos tiempos revueltos. 

Mucho mamapower a todas, ¡¡nos hace falta más que nunca!! 

Untitled design(3)

Los 10 tips de Amanda

    1. Lee, infórmate, habla con tus personas allegadas. La información es poder, y necesitas conocer las diferentes opciones para el parto, la lactancia, la crianza y poder escoger con criterio. Si tienes información estarás empoderada para tomar las decisiones que mejor te vayan a ti, a tu bebé y a tu familia.
    2. La maternidad es una prueba de ensayo y error. Lo que un día te sirve para calmar a tu bebé, al siguiente no. No todas las soluciones valen para todas las criaturas, así que busca las que mejor os vayan a vuestra familia.
    3. Ponle mucho amor y ¡sobre todo mucho humor a la maternidad! Hay momentos muy duros, pero toma aire y ríete de esos momentos, cuando hayan pasado te parecerán sin importancia.
    4. Déjate fluir. Si en pleno embarazo necesitas montar la habitación de tu peque, ¡hazlo! Si quieres comprar ropita cuando estás sólo de tres semanas, ¡hazlo! Si te apetece contarlo pronto, ¡hazlo! Haz lo que fluya por tu mente, y por tu corazón.
    5. Intenta disfrutar de cada beta espera. Haz cosas que te gusten, lo que el cuerpo te pida. Camina, mira pelis, come chocolate! Son unos días muy angustiosos, así que mientras duren, haz lo que más te apetezca.
    6. Los tratamientos de reproducción asistida son duros, y si la cosa se alarga más de lo esperado, acaba pasando factura. Así que habla mucho con tu pareja (si la tienes) y también compártelo si lo necesitas con alguna amiga o familiar. Necesitarás desahogarte y mucho cariño y comprensión.
    7. Vívelo , siéntelo y disfrútalo : a pesar del cansancio, de las malas noches, de los llantos incomprensibles, etc., Tu bebé te necesita, para él eres su pilar, lo único que conoce en el mundo, su olor favorito, su voz preferida. Abrázalo mucho, bésalo mucho, cánntale mucho, rie con él , será el mejor aprendizaje posible para los dos.
    8. Durante el embarazo, mímate y déjate mimar. Aprovecha y descansa (como siempre se dice), pero también haz cosas que te gusten, porque los meses posteriores a la llegada del bebé, quizás no tengas mucho tiempo para dedicarle a tus hobbies.
    9.  Si quieres prepararte para el parto, te recomiendo el documental de Netflix «El renacimiento del parto«, el libro de «Hipnoparto» de Carmen Moreno, y «Parir» de Ibone Olza. Si sois dos chicas que queréis ser mamás, os recomiendo el libro de «Bi mother my friend» de Vero Sánchez, @oh.mamiblue.
    10. Y por último, busca una tribu, acompañante de otras mamás, comparte tu maternidad, así no te sentirás sola en los momentos más complicados.

Notas

 El blog y el Instagram de Amanda donde comparte sobre embarazo, maternidad y crianza.

Libros:

Documental:

 

Capítulo 07. Un embarazo sopresa

Un embarazo puede ser una sorpresa y no necesariamente una buena noticia.
Una puede necesitar tiempo para integrarla y asumir los cambios en su cuerpo y en su vida. Desgraciadamente, nuestra sociedad mitifica tanto la maternidad que una mujer no debe ni puede sentirse triste con la idea de ser madre.
IMPENSABLE.
Pero pasa.
Mucho.
Y no se cuenta.
 
Obviamente, no estar feliz de estar embarazada no tiene absolutamente nada que ver con el amor que sentimos hacia nuestros hijos.
 
Samanta nos cuenta con mucha honestidad como la tan temida maternidad acabó por ser una experiencia vital extraordinaria.
 
Muchas gracias Samanta por tu valentía, por decir en alto lo que muchas mujeres viven en silencio…

Los 7 tips de Samanta

  1. Busca tu tribu y déjate ayudar más que nunca.
  2. Delega todo lo que puedas, tanto de la casa como del trabajo. Maternar es más que suficiente para ti 🙂
  3. Mantente presente, valorando también esos tiempos difíciles de poco sueño y mucho cansancio.
  4. Permítete enfadarte, lloras y sentir lo que te apetezca (sea o no políticamente correcto).
  5. Aprovecha el sacudón emocional para crecer espiritualmente.
  6. Vuelve a ser niña. Es algo que solo hará bien a tu corazón.
  7. Ama y ámate todo lo que seas capaz. ¡Es una apuesta segura!

Notas

Capítulo 06. Tener gemelos, una locura muy bonita.

Si bien tener un bebé por primera vez es una revolución, ¿entonces, imaginaos con dos? Todas estas dudas, todas estas primeras veces, todos estos momentos de decir “¿estamos haciendo esto bien?” o “¿y ahora, que hago?” , pues sí,  todo esto multiplicado por dos. Lactancia por 2, noches en vela por 2, cenas de pie calmando a un bebé nervioso por 2. Pero también amor por 2, aprendizajes por 2, emociones por 2. 

Hoy, mi querida amiga Mariu nos abre la puerta de su nueva vida con sus gemelitos recién nacidos. Hablamos de los retos que conlleva un embarazo gemelar, de su parto muy intenso, de recuperación del suelo pélvico y de lactancia materna, de lo intenso que es el posparto y de culpa. Sí, esta culpa que aparece cuando nuestros hijos nos llevan al límite y que perdemos la paciencia…

Un capítulo lleno de información muy valiosa que todas deberíamos de tener para afrontar el posparto de la mejor manera posible. Gracias Mariu por sumarte y compartir con nosotras #sinfiltrosnitabues esta locura muy bonita que estáis viviendo.

foto5
Untitled design(1)
foto1

Los 10 tips de Mariu

  1. Mantén la calma. La noticia de que vienen dos bebés (¡o más!) generalmente pilla por sorpresa y es normal tener miedo y muchas dudas. Si bien es cierto que se consideran embarazos de riesgo, no tienes por qué tener ninguna complicación.
  2. Consulta a una fisioterapeuta experta en suelo pélvico antes, durante y después del embarazo. Es ideal que nos valoren el suelo pélvico y trabajarlo para llevar mejor el embarazo. Después de dar a luz, conviene repetir la valoración para ver en qué estado ha quedado la musculatura y, en caso necesario, hacer rehabilitación. Además, se pueden trabajar las cicatrices de cesárea y episiotomía. Por cierto, ¡nunca es tarde para empezar a tratarlas!
  3. Cuida tu alimentación y mantente activa. Como en cualquier embarazo, es importante alimentarse bien y hacer ejercicio (siempre con sentido común). Si estás en forma, es mucho más llevadero.
  4. Prepárate para el parto y la lactancia. Ni tiene por qué ser cesárea ni es imposible darles teta. Busca información al respecto y pregunta en el hospital por los protocolos de partos gemelares.
  5. Disfruta de su nacimiento, sea como sea. Quizá el parto no sea como soñaste, pero será el momento en que conocerás a tus hijxs y será inolvidable.
  6. Busca grupos de apoyo de familias de múltiples en redes sociales. En ellos hay mucha información y puedes escribir con dudas o para desahogarte. Verás que no eres la única en tu situación. La maternidad hermana mucho.
  7. Lo importante es sobrevivir. Con dos bebés es muy difícil encontrar rutinas. Haz lo que te funcione, aunque sea poco convencional.
  8. Que los demás se ocupen de la casa. Tu prioridad son los bebés, todo lo demás lo puede hacer otra persona.
  9. Olvídate de la mamá y el bebé idealizados y exterioriza lo que te pasa. No te sientas culpable cuando los bebés te despierten emociones negativas. Los bebés te pueden llevar al límite y puedes desesperarte, enfadarte, sentir rabia. No eres mala por tener esas emociones.
  10. Tómatelo con humor. A veces, no queda más remedio que reírse de la situación, en especial con la pareja.

Notas

El Instagram de Mariu @mariu.ai

Algunas cuentas recomendadas por Mariu:

Gemelidad:

Salud sexual y suelo pélvico :

Capítulo 05. El duelo perinatal

En un mundo perfecto, bebé y muerte no podrían estar asociados. En un mundo perfecto, todas las madres volverían a casa con sus bebés vivos y sanos. Pero no vivimos en un mundo perfecto, y a veces, dar a luz a un bebé va de la mano con tener que despedirse de él. Momento terrible, inimaginable, para una madre y un padre que se quedan aturdidos, sin entender. Esos padres tienen que volverse guerreros y afrontar este momento para sobrevivir, hacer el duelo y seguir adelante. Porque sí, es un duelo. Real. Pero tabú. Invisible. Del cual todo el mundo evita hablar. Como si no estuviese autorizado. Como si morir antes de nacer no fuese tan doloroso para los que siguen aquí. Y sí, lo es.

Hoy Elvira nos cuenta su historia y comparte con nosotros cómo ha logrado superar lo que es, sin duda, la peor prueba que una mujer embarazada puede vivir: la muerte in útero de su hijo. Una historia dificil, triste, valiente y a la vez llena de amor y de esperanza. 

Al final de este post, he puesto enlaces a paginas web y cuentas de Instagram que acompañan y apoyan el proceso de duelo gestacional y perinatal. Porque nadie debería vivirlo solx.

fotoembarazada
IMG-20190214-WA0007 (1)
IMG_9704mama3

Los 10 tips de Elvira

  1.  La despedida. Una vez que te han dado la peor noticia de tu vida vienen unas horas muy dramáticas, ya que hay que provocar el parto. En mi caso, la matrona que me atendió me fue preparando para ese momento y siempre le agradeceré que me aconsejase que me despidiese de él. Pude tenerlo en brazos y darle un beso. Para mí ha sido muy importante tener ese recuerdo.
  2.  Ayuda. Es importante buscar ayuda profesional para superar la pérdida de un bebé. Es un vacío tan grande el que provoca que muchas parejas no lo superan. 
  3. Qué decir.  Después de perder a mi bebé lo más reconfortante fue encontrar a gente empática que me supo decir un simple y sentido «lo siento». Eso y un abrazo son más que suficientes.
  4. Tiempo. Tiempo para curar la herida, tiempo para reflexionar y liberarte de malos pensamientos y de buscar culpables. Una vez pasado éste, viene el tiempo de tomar decisiones y ponerse en marcha otra vez.
  5. La búsqueda de un nuevo embarazo. Puede volver a ser agotador y frustrante ver como pasan los meses sin lograr tu meta. No paralices tu vida con ese deseo, intenta distraerte, realiza actividades satisfactorias pero sobre todo sé realista, no todas las historias tienen un final feliz y la vida continua. Cuando comenzamos nuestro tratamiento de fecundación in vitro tenía muy claro que podía salir mal.
  6. También puede salir bien. Sin duda cuando has perdido varios bebés lo primero que desaparece es la inocencia del primer embarazo, pero permítete disfrutar de esos meses de gestación tan llenos de incertidumbre y dudas pero también de felicidad.
  7. Escucha. A tu alrededor te darán cientos de consejos, unos te sacarán de apuros y otros simplemente olvídalos si no te convencen. Aquí creo que la palabra clave es el respeto, no ser invasivos y no juzgar a la ligera. Seguramente me gustaría tragarme algún consejo que le he dado como maestra a alguna familia antes de tener a mi hija.
  8. Lactancia. Sobre este punto a veces incluso me da miedo dar mi opinión. Haz lo que quieras y lo que puedas. Yo lo pasé muy mal los primeros tres meses- que se dice pronto pero hay que sufrirlos- porque me resultaba muy doloroso dar de mamar. Después me alegré de no haber tirado la toalla, pero me parece muy injusto seguir escuchando determinados comentarios sobre quien decide no seguir con el pecho. También sobre quien decide seguir más allá de los dos años que recomienda la OMS.
  9. Adiós al descanso. Creo que es lo que peor llevo y seguramente el tener 41 años tampoco ayuda. Acepta toda ayuda que te permita descansar un poco y mira para otro lado si lo ves todo revuelto. Los consejos que dan otras mamapowers sobre tener el congelador lleno los suscribo totalmente.
  10. Disfruta. Mi ginecólogo, que me acompañó todos estos años me dijo tras la cesárea algo así como «ha tardado en llegar pero ahora va a estar toda la vida a vuestro lado». Todavía me emociono al recordarlo. Con mi hija han cambiado muchas cosas en casa y no tenemos apenas tiempo para nosotros (Gabi aún no ha cumplido un año) pero nos ha traído mucha felicidad. Esperamos seguir disfrutándola muchos años más.

Notas

Aquí están algunas cuentas de Instagram y asociaciones que informan y apoyan a padres y madres en duelo.

Cuentas Instagram

@duelo.perinatal. Cuenta de información y apoyo.

@una_madre_mas y su blog El legado de Sara. Silvia comparte su historia y como vive el duelo tras la muerte de su hija Sara, fallecida con 4 meses de vida.

@tempsdedol. Ariana comparte su experiencia y da visibilidad a la muerte gestacional y perinatal. Os recomiendo mucho su podcast.

@cor_a_cor_noeliasanchez. Noelia ofrece sesiones terapeuticas y formación a profesionales.

@dueloperinatalcoruna. Información para los padres en duelo en la región de A Coruña.

@ditspetits y @stillbirth_bynormagrau Fotografia y duelo perinatal

Asociaciones para informarse y encontrar apoyo

Umamanita

Julia Bernal Arroyo

Petis Amb Llum

Seguramente desconozco a muchas. No dudéis en contactarme para que las añade. Muchisimas gracias a todas vosotrxs que trabajéis para dar visibilidad a lo invisible de la maternidad.

Capítulo 04. La maternidad a flor de piel

A veces, pensamos que mañana será un buen día para acoger un bebé en nuestra vida. Hoy está tan lleno, tan cargado… ¿Como hacerle sitio a esa personita cuando apenas tenemos tiempo para nosotras mismas? 

Pero no habíamos pensado en que igual mañana se convertiría en después de mañana. Claro, porque como bien dice mi invitada de hoy, “los niños llegan cuando les corresponde”. 

Isabel siempre quiso ser madre. Y también quería tomarse el tiempo para viajar, trabajar, construir su vida antes de dar el gran salto. Pero cuando llegó el buen momento para ella, no se imaginaba que iba a tener que esperar 3 años antes de quedarse embarazada. Durante estos meses infinitos de busqueda y decepciones, la acompañaron muchas dudas, mucha incertidumbre, mucha tristeza, pero también mucha fuerza. Al final, le descubrieron una patología de la trompa llamada hydrosalpinx. Después de una ablación de trompa, se quedó embarazada muy rápido y naturalmente. Pero eso fue solo el principio de su aventura de maternidad, una aventura llena de giros, altibajos y sorpresas.

Nos cuenta hoy su experiencia con mucha sensibilidad y mucho humor, una historia de maternidad a flor de piel… 

Muchas gracias Isabel por haber compartido sin filtros ni tabúes y con el corazón abierto tu historia.

IMG-20200115-WA0002
IMG-20200115-WA0003
IMG-20200115-WA0008
IMG-20200115-WA0009

Los 10 tips de Isabel

  1. Sigue tu instincto.

    Desde el momento en que te quedes embarazada, las personas que te rodean sentirán la irrefrenable tentación de darte consejos de todo tipo, la mayoría serán opiniones sesgadas (como los tips que vas a leer ahora). Sigue tu instinto y haz lo que te de la gana. Te vas a equivocar muchas veces, asúmelo, pero al menos que sea siguiendo tu instinto.

  2. Habla mucho con tu pareja antes de que llegue el bebé. 

    Expresa con claridad cómo te gustaría criar a vuestro hijo, ¿vas a dejarlo que llore o lo consolarás en todo momento?, ¿lo quieres portear o prefieres llevarlo la mayor parte del tiempo en la silla?, ¿Mantendrás una dieta lo más sana posible o le darás galletas María a los 6 meses? Esto que te puede parecer una estupidez, importa y mucho. Analízalo y establecer con claridad los límites. Después aprende a ser flexible y gestiona las cosas con una alta dosis de amor y paciencia.

  3. Tu relación de pareja va a cambiar y mucho.

    Un porcentaje considerable de parejas se separan durante los dos primeros años de vida de un bebé. Si no quieres ser una de esas, entiende que sois un equipo y éste es un reto de los dos, jugáis en el mismo equipo, no sois contrincantes. El cambio puede ser muy duro, pero si el amor el profundo y ambos ponéis de vuestra parte para comprenderos y aceptaros, saldréis reforzados.

  4. Cuando llegue tu bebé tómate tu tiempo para digerir la nueva situación.

    Te verás desbordada muchas veces, algunas serás la mujer más feliz del mundo y otras te sentirás vulnerable, incomprendida, asustada y triste. Es normal, las hormonas hacen su papel, además, cualquier cambio por muy positivo que sea genera ansiedad y preocupación. Evolucionarás con el niño y ambos aprenderéis muchas cosas desconocidas. Tener un hijo es toda una experiencia de superación personal.

  5. Después de dar a luz no es momento de visitas.

    Intenta mantenerte tranquila con tu pareja y tu hijo, ya habrá tiempo para que conozcan a vuestro bebé. Dar a luz es una experiencia única, íntima y maravillosa, dedicaros el tiempo que necesitéis para conoceros y recibe solamente aquellas personas con las que realmente te apetece compartir el momento. Si los demás no lo entienden, no es tu problema.

  6. La lactancia es dura y maravillosa.

    Si tienes la fortuna de que tu bebé engancha la teta desde el principio y todo fluye, felicidades, pero muchas veces no es así. Dale teta siempre que necesite, da igual la hora y el lugar y olvida eso de que 15 minutos es suficiente, a demanda es a demanda. Una vez que todo fluya disfrútalo mucho, la conexión que tendrás con tu hijo es algo maravilloso, aprovecha para abrazarlo todo lo que puedas, aunque a veces estarás totalmente extenuada por el cansancio, con el tiempo extrañarás esos momento.

  7. Da ejemplo.

    No caigas en incongruencias como tener que decirle a tu hijo que no coma lo que tú estás comiendo. Preocúpate de alimentarte lo mejor posible y que lo vea, esa es la mejor de las enseñanzas. Se acercará a ti mil veces para ver qué comes y querrá probar, asegurate de que tu alimentación es impecable, si es buena para él es buena para ti. Tendrás ganas de patalear, llorar, perderás los nervios.. ésta es la parte más difícil. Intenta comportarte como una persona adulta, tu hijo necesita tranquilidad y cordura (aunque algunas veces te verás superada).

  8. Establece rutinas y se inflexible.

    Le darás seguridad y tranquilidad a tu hijo. Saber qué va a suceder en cada momento le hará sentirse tranquilo y aportará estabilidad. Cualquier cambio mínimo para ti para el puede ser un mundo para el.

  9. Mantén alejado a tu hijo de teléfonos, televisores y azúcares.

    Realmente te recomendaría a ti lo mismo, pero entiendo que es complicado. En la medida de lo posible intenta que tu hijo juegue, a mi me encantan los juguetes de madera. Ponerlo delante del televisor te hará pensar que le tranquiliza pero la realidad es que estás evitando que desarrolle todo su potencial y creatividad. No te voy a negar que yo también le pongo Baby tv y Pepa Pig, pero intento limitarlo a los fines de semana y un ratito. Si me haces caso y además te sale un explorador como el mío, no lo pierdas de vista ni un momento. Mi hijo con menos de tres años ya rompió una lavadora, un lavavajillas y carbonizó un microondas y todo estando nosotros a su lado.

  10. Si quieres ser madre HAZLO.

    No esperes el momento perfecto, el momento perfecto es HOY. Si realmente estás alineada con tu pareja ¿A qué estás esperando? Tener un hijo fruto del amor es maravilloso, es el mayor reto y proyecto de tu vida. Si no tienes pareja insemínate o hazte un tratamiento FIV, si de verdad quieres ser madre no esperes. Hoy en día puedes tener un hijo sola, seguro que estás rodeada de personas que te quieren y que te ayudarán a criarlo, un hijo quiere amor con mayúsculas. También de mucha energía, tiempo y paciencia..

Notas

El Instagram de Isabel @semtidopublicidad.

¿Qué son la histeriosalpingografía y el hydrosalpinx ?

Capítulo 03. ¡Fuera miedos!

Si hay un compañero tenaz y fiel de la maternidad, es el miedo. Miedo antes y durante el embarazo, cuando nacen, cuando crecen. Pero sin duda para muchas de nosotras, el momento que más pavor nos da es el parto. Antiguos o no, racionales o no, aquí están, estos miedos que aparecen junto a la vida.

Mi invitada de hoy lo sabe mejor que nadie. La paralizaba el simple hecho de pensar en dar a luz, por su propia historia de nacimiento traumático y también por todos los relatos que pudo escuchar en su entorno. Pero decidió trabajar sobre ello, cogerse de la mano con este famoso miedo y acompañarlo hacia la salida para dejar sitio a la confianza y la paz. Y lo más bonito de todo es que transformó ese terror tan grande en su misión de vida: empoderar a todas las mujeres para que superen sus miedos y vivan su parto de forma positiva y consciente. Alma libre y viajera, ahora mamá de dos niñas pequeñas, se dedica por completo a lo que le apasiona.

Para empezar 2020 con positividad y mucho mamapower, tenía ganas de preguntarle mil cosas a la mujer que introdujo la técnica del hipnoparto en España. Tenía ganas de que me cuente el origen de su aventura personal y empresarial: SU historia de maternidad. 

Carmen Moreno nos comparte hoy cómo pasó de estar aterrorizada por parir a tener dos partos preciosos donde se sintió poderosa y salvaje, así como su aventura de mama emprendedora con dos niñas muy pequeñas. 

Y además, tengo una sorpresa!! Sorteo un ejemplar del libro de Carmen “Hipnoparto: preparación para un parto positivo”.

¿Ganas de dejar atrás tus miedos al parto para tener una experiencia positiva y empoderadora? ¡¡Nos vemos en Instagram entonces!!

JPEG 1
piel con piel
utilizada
Ona conoce a Arlet

Los 10 tips de Carmen

  1.  No necesitas ninguna preparación al parto. Todo lo que necesitas ya está dentro de ti. Aún y así, es una buena idea prepararse para dejar ir miedos y afrontar el parto con seguridad y confianza tanto en tu capacidad de dar a luz como en tu capacidad de tomar las mejores decisiones para ti y tu bebé en tus circunstancias. No hay nada más natural que elegir lo mejor. Recuerda, la información es poder.
  2.  Haz un plan de parto que contemple todos los escenarios. No sólo qué quieres en el caso de que todo fluya. Piensa también en cuáles son tus preferencias en otras situaciones. Por ejemplo, inducción del parto o cesárea.
  3. El parto no es el final, es el inicio del camino con tu bebé al otro lado de la piel. Es importante prepararse también para ese periodo tan delicado. Al igual que haces un plan de parto, piensa también en cómo te gustaría vivir ese postparto. Desde lo más práctico como congelar comida o buscar a alguien para que te ayude, hasta cuando y quién quieres a tu lado en esos primeros días. Busca también grupos de actividades o espacios en los que puedas reunirte y conocer a mujeres en tu misma situación.
  4. Es normal y saludable que tu bebé te necesite. Dejan de gestarse en nuestro útero para continuar al otro lado de la piel, en nuestros brazos. No estás malcriando. Escucha a tu instinto. 
  5. Aprende a escucharte. Tanto en el embarazo, parto, postparto, crianza y la vida misma. Conecta con tu cuerpo, instinto, intuición y confía en ti. A menudo, la respuesta está ahí.
  6. No compares. Cada bebé, cada maternidad es única y diferente. Cada camino es distinto. Vive el tuyo con presencia, aceptación y mucho amor.
  7. Tener hijos cambia la relación de pareja. Las madres pasamos por cambios físicos y psicológicos que nos preparan para la maternidad. Los padres o parejas no pasan por esos cambios y también necesitan un tiempo de adaptación. Mis consejos: buena comunicación, intimidad, empatía, aceptación, flexibilidad, amor y fluir sin exigencias o expectativas. Dedicar tiempo a la preparación a la maternidad y paternidad en familia, a conectar con vuestro bebé durante el embarazo para fortalecer el vínculo. Prepararos para formar un gran equipo para recibir a vuestro bebé fortaleciendo vuestro vínculo como familia.
  8. Los bebés solo necesitan a su madre, alguna muda y poco más. Compra lo que te apetezca para tu bebé pero no te agobies con la cantidad abrumadora de productos que existen. Lo único necesario e imprescindible para tu bebé eres tú.
  9. Durante el embarazo ten a mano los datos de contacto de una asesora de lactancia y psicóloga perinatal. Si lo necesitas pide ayuda. Ante la duda siempre pide ayuda cuanto antes.
  10. El porteo es maravilloso. Infórmate y elige la opción que te resulte más cómoda.
 
 

Notas

Capítulo 02. Berta y su bebé milagro

Cuando quieres ser madre y tarda más de lo previsto, todo parece insuperable. El tiempo se vuelve infinito y la espera intolerable. Tenemos por delante un camino lleno de incertidumbres y de obstáculos. Muchas veces, nos encontramos solas con nuestra frustración, nuestros miedos y nuestra rabia. ¿Cómo hacer cuando este bebé que tanto queremos y soñamos no llega?

Mi invitada de hoy encontró esos obstáculos. Pero para ella, todo es cuestión de actitud ante la vida. Hace un año, su vida cambió por completo cuando recibió la mejor de las noticias. En contra de todo prognóstico, se quedó embarazada naturalmente tras largos meses de intentos y varios fracasos muy dolorosos. Su pequeño milagro se llama Tiago. Desde que nació, ella decidió prohibirse fijar límites transformando esas dificultades en fuerza creativa para el bien común. En su blog, su canal Youtube y su Instagram (enlaces abajo), Berta Cortez comparte su experiencia de infertilidad y de superación así como su vida de happymamá reciente.

Nos cuenta hoy su historia difícil y preciosa a la vez, llena de emoción y de amor. La fuerza, la determinación y la generosidad de Berta son impresionantes.

¿¡Y qué mejor fecha que ésta para compartir con vosotras su historia mágica y sí, digámoslo, un poco milagrosa?!

Processed with RNI Films. Preset 'Agfacolor 40's'
image00010
image00011
image00016

Los 10 tips de Berta

  1. Haz batch cooking semanas antes de dar a luz y deja comida congelada ya preparada para tener una buena alimentación en el posparto.
  2. No veas el parto como “dolor”, sino como el trabajo más importante de tu vida el que vas a ayudar a tu pequeño a venir al mundo y por fin os vais a conocer.
  3. Guíate por tu instinto y no haz caso de consejos.
  4. Deja muy claro antes de dar a luz cómo quieres que sean las semanas de posparto en cuanto a visitas para que los respeten.
  5. Expresa todo lo que sientas y no te guardes nada dentro.
  6. Si le das pecho a tu bebé es muy importante que sobre todo las primeras semanas tengas tranquilidad mientras das el pecho sin distracciones ni interrupcione.
  7. Sigue manteniendo los momentos de pareja aunque esté el bebé.
  8. Que la vida cambia pero se adapta sin problemas al bebé,  puedes salir a comer/cenar, ir de viaje…el mundo no se para.
  9. No compres mucha ropa de recién nacido porque les vale muy pocos días.
  10. El más importante: haz solo lo que te apetezca y ten mucho contacto con tu bebé, mucho apego porque el tiempo pasa muy rápido y sentirlo piel con piel es lo más bonito del mundo, además de los beneficios que tiene para su crecimiento.

Notas

Capítulo 01. Vanesa y su parto express

La habían avisado de que por su estado de salud, quedarse embarazada y traer un bebé al mundo no iba a ser cosa fácil ni exenta de riesgos…

¡Al final, nada de todo esto ocurrió! Su pequeño Víctor llegó al mundo con mucha facilidad, ensenándole a su mamá a tener confianza y a disfrutar. 

Vanesa nos habla de su embarazo express y de su parto todavía más express (¡pocos minutos!), de cómo se adaptó a su nueva vida de madre y de cómo la maternidad le ayuda cada día a conocerse mejor.

WhatsApp Image 2019-12-09 at 17.23.44
IMG-20180307-WA0018
IMG-20180319-WA0003 (1)

Los 10 tips de Vanesa

1. Infórmate.
El conocimiento es poder, siempre. Indaga sobre los cambios que tu cuerpo va a sufrir y sobre cómo serán los primeros meses como madre. Todo lo que aprendas te ayudará a tener más confianza y a afrontar los retos que tengas por delante con menos dudas.

2. Siempre habrá sorpresas.
Este consejo podría ser una continuación del anterior. Por mucho que te informes siempre te encontrarás con alguna sorpresa: cada embarazo, parto y crianza es diferente. No lo tomes como algo negativo, piensa en ello como si fuese un viaje o un regalo. ¿A que esa incertidumbre te gusta algo más?

3. Prepárate para la batalla.
Si tienes alguna tarea o proyecto pendiente antes de la llegada del nuevo miembro de la familia hazlo en cuanto puedas durante el embarazo. No lo pospongas. Quizás pienses que luego tendrás tiempo: es mentira. Piensa hasta en las cosas más triviales, como tener un congelador repleto de cenas sencillas. Nosotros nos liamos a dejar preparadas croquetas, caldos y cremas de verduras listas para preparar durante las últimas semanas de embarazo y lo agradecimos muchísimo después.

4. Simplifica tus rutinas.
Seguro que antes de quedarte embarazada eras un poco mujer orquesta y hasta es posible que te encantase esa sensación de poder con todo y de hacer mil cosas. Pues bien, eso se va a terminar en gran medida una vez que tengas a tu bebé en brazos. Hazte un favor y elimina alguna actividad o compromiso que ya no te esté aportando en este momento antes de la llegada de tu pequeño. Cuando todo sea un caos y solo tengas tiempo de cuidarte a ti y a tu bebé, lo agradecerás.

5. Deja clara tu opinión sobre las visitas desde un primer momento.
Sé que este consejo puede parecer polémico, pero he visto ya a varias madres muy agobiadas con el tema de las visitas al nuevo bebé. Todo lo mundo hace esas visitas con la mejor intención, incluso esa tía que nos ves desde hace diez años, pero tanto la madre como el bebé necesitan tranquilidad y hay muchas personas que eso no lo respetan. Si crees que este tema puede hacerte sentir incómoda (sobre todo los días que estés en el hospital) déjalo claro desde un principio. Recuerda: “Vale más ponerse una vez colorada que ciento amarilla”.

6. Acepta consejos de quien te quiere ayudar y toma tus propias decisiones.
Una vez tengas a tu bebé en casa, todo el mundo tendrá una opinión. Cualquier persona (hombre o mujer, con niños o sin ellos) será un entendido en la materia y te ofrecerá consejos y advertencias (incluso si no los pides). Acepta aquellos consejos que sepas que son sinceros y que provengan de aquellas personas en las que tengas confianza, pero recuerda que al final del día tú (y tu pareja, si es el caso) eres la responsable de ese niño y quien tiene que tomar decisiones acerca de su crianza.

7. Pide ayuda.
No eres más débil ni peor madre por pedir ayuda. No debes sentirte culpable por querer que alguien te eche una mano.

8. Da la bienvenida a la zona gris.
¿Qué es la zona gris? Cuando te enfrentas por primera vez a la maternidad parece que solo existen dos estados de ánimo totalmente opuestos. O bien todo es maravilloso y disfrutas a tope de todas las experiencias o bien estás al borde de una depresión. Pues bien, existe mucha zona gris en la que situarte entre estos dos extremos y es donde te encontrarás en la mayoría de los casos. No temas a la zona gris y disfruta de todas sus tonalidades.

9. Lo estás haciendo bien.
Tendrás millones de dudas, pero si algo tienes que tener claro es que lo estás haciendo bien. Confía en tu instinto.

10. Disfruta.
Parece un tópico eso que siempre te dicen de que el tiempo se pasa volando, pero es así. Incluso los días más largos y complicados se superan. Disfruta de todo el proceso de tu embarazo y de la llegada de tu bebé, porque muchos de esos momentos no los volverás a vivir de nuevo.

El instagram de Vanesa es @kysskyfu.