Uncategorized

06. Tener gemelos, una locura muy bonita.

Si bien tener un bebé por primera vez es una revolución, ¿entonces, imaginaos con dos? Todas estas dudas, todas estas primeras veces, todos estos momentos de decir “¿estamos haciendo esto bien?” o “¿y ahora, que hago?” , pues sí,  todo esto multiplicado por dos. Lactancia por 2, noches en vela por 2, cenas de pie calmando a un bebé nervioso por 2. Pero también amor por 2, aprendizajes por 2, emociones por 2. 

Hoy, mi querida amiga Mariu nos abre la puerta de su nueva vida con sus gemelitos recién nacidos. Hablamos de los retos que conlleva un embarazo gemelar, de su parto muy intenso, de recuperación del suelo pélvico y de lactancia materna, de lo intenso que es el posparto y de culpa. Sí, esta culpa que aparece cuando nuestros hijos nos llevan al límite y que perdemos la paciencia…

Un capítulo lleno de información muy valiosa que todas deberíamos de tener para afrontar el posparto de la mejor manera posible. Gracias Mariu por sumarte y compartir con nosotras #sinfiltrosnitabues esta locura muy bonita que estáis viviendo.

foto5
Untitled design(1)
foto1

Los 10 tips de Mariu

  1. Mantén la calma. La noticia de que vienen dos bebés (¡o más!) generalmente pilla por sorpresa y es normal tener miedo y muchas dudas. Si bien es cierto que se consideran embarazos de riesgo, no tienes por qué tener ninguna complicación.
  2. Consulta a una fisioterapeuta experta en suelo pélvico antes, durante y después del embarazo. Es ideal que nos valoren el suelo pélvico y trabajarlo para llevar mejor el embarazo. Después de dar a luz, conviene repetir la valoración para ver en qué estado ha quedado la musculatura y, en caso necesario, hacer rehabilitación. Además, se pueden trabajar las cicatrices de cesárea y episiotomía. Por cierto, ¡nunca es tarde para empezar a tratarlas!
  3. Cuida tu alimentación y mantente activa. Como en cualquier embarazo, es importante alimentarse bien y hacer ejercicio (siempre con sentido común). Si estás en forma, es mucho más llevadero.
  4. Prepárate para el parto y la lactancia. Ni tiene por qué ser cesárea ni es imposible darles teta. Busca información al respecto y pregunta en el hospital por los protocolos de partos gemelares.
  5. Disfruta de su nacimiento, sea como sea. Quizá el parto no sea como soñaste, pero será el momento en que conocerás a tus hijxs y será inolvidable.
  6. Busca grupos de apoyo de familias de múltiples en redes sociales. En ellos hay mucha información y puedes escribir con dudas o para desahogarte. Verás que no eres la única en tu situación. La maternidad hermana mucho.
  7. Lo importante es sobrevivir. Con dos bebés es muy difícil encontrar rutinas. Haz lo que te funcione, aunque sea poco convencional.
  8. Que los demás se ocupen de la casa. Tu prioridad son los bebés, todo lo demás lo puede hacer otra persona.
  9. Olvídate de la mamá y el bebé idealizados y exterioriza lo que te pasa. No te sientas culpable cuando los bebés te despierten emociones negativas. Los bebés te pueden llevar al límite y puedes desesperarte, enfadarte, sentir rabia. No eres mala por tener esas emociones.
  10. Tómatelo con humor. A veces, no queda más remedio que reírse de la situación, en especial con la pareja.

Notas

El Instagram de Mariu @mariu.ai

Algunas cuentas recomendadas por Mariu:

Gemelidad:

Salud sexual y suelo pélvico :

05. El duelo perinatal

En un mundo perfecto, bebé y muerte no podrían estar asociados. En un mundo perfecto, todas las madres volverían a casa con sus bebés vivos y sanos. Pero no vivimos en un mundo perfecto, y a veces, dar a luz a un bebé va de la mano con tener que despedirse de él. Momento terrible, inimaginable, para una madre y un padre que se quedan aturdidos, sin entender. Esos padres tienen que volverse guerreros y afrontar este momento para sobrevivir, hacer el duelo y seguir adelante. Porque sí, es un duelo. Real. Pero tabú. Invisible. Del cual todo el mundo evita hablar. Como si no estuviese autorizado. Como si morir antes de nacer no fuese tan doloroso para los que siguen aquí. Y sí, lo es.

Hoy Elvira nos cuenta su historia y comparte con nosotros cómo ha logrado superar lo que es, sin duda, la peor prueba que una mujer embarazada puede vivir: la muerte in útero de su hijo. Una historia dificil, triste, valiente y a la vez llena de amor y de esperanza. 

Al final de este post, he puesto enlaces a paginas web y cuentas de Instagram que acompañan y apoyan el proceso de duelo gestacional y perinatal. Porque nadie debería vivirlo solx.

fotoembarazada
IMG-20190214-WA0007 (1)
IMG_9704mama3

Los 10 tips de Elvira

  1.  La despedida. Una vez que te han dado la peor noticia de tu vida vienen unas horas muy dramáticas, ya que hay que provocar el parto. En mi caso, la matrona que me atendió me fue preparando para ese momento y siempre le agradeceré que me aconsejase que me despidiese de él. Pude tenerlo en brazos y darle un beso. Para mí ha sido muy importante tener ese recuerdo.
  2.  Ayuda. Es importante buscar ayuda profesional para superar la pérdida de un bebé. Es un vacío tan grande el que provoca que muchas parejas no lo superan. 
  3. Qué decir.  Después de perder a mi bebé lo más reconfortante fue encontrar a gente empática que me supo decir un simple y sentido “lo siento”. Eso y un abrazo son más que suficientes.
  4. Tiempo. Tiempo para curar la herida, tiempo para reflexionar y liberarte de malos pensamientos y de buscar culpables. Una vez pasado éste, viene el tiempo de tomar decisiones y ponerse en marcha otra vez.
  5. La búsqueda de un nuevo embarazo. Puede volver a ser agotador y frustrante ver como pasan los meses sin lograr tu meta. No paralices tu vida con ese deseo, intenta distraerte, realiza actividades satisfactorias pero sobre todo sé realista, no todas las historias tienen un final feliz y la vida continua. Cuando comenzamos nuestro tratamiento de fecundación in vitro tenía muy claro que podía salir mal.
  6. También puede salir bien. Sin duda cuando has perdido varios bebés lo primero que desaparece es la inocencia del primer embarazo, pero permítete disfrutar de esos meses de gestación tan llenos de incertidumbre y dudas pero también de felicidad.
  7. Escucha. A tu alrededor te darán cientos de consejos, unos te sacarán de apuros y otros simplemente olvídalos si no te convencen. Aquí creo que la palabra clave es el respeto, no ser invasivos y no juzgar a la ligera. Seguramente me gustaría tragarme algún consejo que le he dado como maestra a alguna familia antes de tener a mi hija.
  8. Lactancia. Sobre este punto a veces incluso me da miedo dar mi opinión. Haz lo que quieras y lo que puedas. Yo lo pasé muy mal los primeros tres meses- que se dice pronto pero hay que sufrirlos- porque me resultaba muy doloroso dar de mamar. Después me alegré de no haber tirado la toalla, pero me parece muy injusto seguir escuchando determinados comentarios sobre quien decide no seguir con el pecho. También sobre quien decide seguir más allá de los dos años que recomienda la OMS.
  9. Adiós al descanso. Creo que es lo que peor llevo y seguramente el tener 41 años tampoco ayuda. Acepta toda ayuda que te permita descansar un poco y mira para otro lado si lo ves todo revuelto. Los consejos que dan otras mamapowers sobre tener el congelador lleno los suscribo totalmente.
  10. Disfruta. Mi ginecólogo, que me acompañó todos estos años me dijo tras la cesárea algo así como “ha tardado en llegar pero ahora va a estar toda la vida a vuestro lado”. Todavía me emociono al recordarlo. Con mi hija han cambiado muchas cosas en casa y no tenemos apenas tiempo para nosotros (Gabi aún no ha cumplido un año) pero nos ha traído mucha felicidad. Esperamos seguir disfrutándola muchos años más.

Notas

Aquí están algunas cuentas de Instagram y asociaciones que informan y apoyan a padres y madres en duelo.

Cuentas Instagram

@duelo.perinatal. Cuenta de información y apoyo.

@una_madre_mas y su blog El legado de Sara. Silvia comparte su historia y como vive el duelo tras la muerte de su hija Sara, fallecida con 4 meses de vida.

@tempsdedol. Ariana comparte su experiencia y da visibilidad a la muerte gestacional y perinatal. Os recomiendo mucho su podcast.

@cor_a_cor_noeliasanchez. Noelia ofrece sesiones terapeuticas y formación a profesionales.

@dueloperinatalcoruna. Información para los padres en duelo en la región de A Coruña.

@ditspetits y @stillbirth_bynormagrau Fotografia y duelo perinatal

Asociaciones para informarse y encontrar apoyo

Umamanita

Julia Bernal Arroyo

Petis Amb Llum

Seguramente desconozco a muchas. No dudéis en contactarme para que las añade. Muchisimas gracias a todas vosotrxs que trabajéis para dar visibilidad a lo invisible de la maternidad.

04. La maternidad a flor de piel

A veces, pensamos que mañana será un buen día para acoger un bebé en nuestra vida. Hoy está tan lleno, tan cargado… ¿Como hacerle sitio a esa personita cuando apenas tenemos tiempo para nosotras mismas? 

Pero no habíamos pensado en que igual mañana se convertiría en después de mañana. Claro, porque como bien dice mi invitada de hoy, “los niños llegan cuando les corresponde”. 

Isabel siempre quiso ser madre. Y también quería tomarse el tiempo para viajar, trabajar, construir su vida antes de dar el gran salto. Pero cuando llegó el buen momento para ella, no se imaginaba que iba a tener que esperar 3 años antes de quedarse embarazada. Durante estos meses infinitos de busqueda y decepciones, la acompañaron muchas dudas, mucha incertidumbre, mucha tristeza, pero también mucha fuerza. Al final, le descubrieron una patología de la trompa llamada hydrosalpinx. Después de una ablación de trompa, se quedó embarazada muy rápido y naturalmente. Pero eso fue solo el principio de su aventura de maternidad, una aventura llena de giros, altibajos y sorpresas.

Nos cuenta hoy su experiencia con mucha sensibilidad y mucho humor, una historia de maternidad a flor de piel… 

Muchas gracias Isabel por haber compartido sin filtros ni tabúes y con el corazón abierto tu historia.

IMG-20200115-WA0002
IMG-20200115-WA0003
IMG-20200115-WA0008
IMG-20200115-WA0009

Los 10 tips de Isabel

  1. Sigue tu instincto.

    Desde el momento en que te quedes embarazada, las personas que te rodean sentirán la irrefrenable tentación de darte consejos de todo tipo, la mayoría serán opiniones sesgadas (como los tips que vas a leer ahora). Sigue tu instinto y haz lo que te de la gana. Te vas a equivocar muchas veces, asúmelo, pero al menos que sea siguiendo tu instinto.

  2. Habla mucho con tu pareja antes de que llegue el bebé. 

    Expresa con claridad cómo te gustaría criar a vuestro hijo, ¿vas a dejarlo que llore o lo consolarás en todo momento?, ¿lo quieres portear o prefieres llevarlo la mayor parte del tiempo en la silla?, ¿Mantendrás una dieta lo más sana posible o le darás galletas María a los 6 meses? Esto que te puede parecer una estupidez, importa y mucho. Analízalo y establecer con claridad los límites. Después aprende a ser flexible y gestiona las cosas con una alta dosis de amor y paciencia.

  3. Tu relación de pareja va a cambiar y mucho.

    Un porcentaje considerable de parejas se separan durante los dos primeros años de vida de un bebé. Si no quieres ser una de esas, entiende que sois un equipo y éste es un reto de los dos, jugáis en el mismo equipo, no sois contrincantes. El cambio puede ser muy duro, pero si el amor el profundo y ambos ponéis de vuestra parte para comprenderos y aceptaros, saldréis reforzados.

  4. Cuando llegue tu bebé tómate tu tiempo para digerir la nueva situación.

    Te verás desbordada muchas veces, algunas serás la mujer más feliz del mundo y otras te sentirás vulnerable, incomprendida, asustada y triste. Es normal, las hormonas hacen su papel, además, cualquier cambio por muy positivo que sea genera ansiedad y preocupación. Evolucionarás con el niño y ambos aprenderéis muchas cosas desconocidas. Tener un hijo es toda una experiencia de superación personal.

  5. Después de dar a luz no es momento de visitas.

    Intenta mantenerte tranquila con tu pareja y tu hijo, ya habrá tiempo para que conozcan a vuestro bebé. Dar a luz es una experiencia única, íntima y maravillosa, dedicaros el tiempo que necesitéis para conoceros y recibe solamente aquellas personas con las que realmente te apetece compartir el momento. Si los demás no lo entienden, no es tu problema.

  6. La lactancia es dura y maravillosa.

    Si tienes la fortuna de que tu bebé engancha la teta desde el principio y todo fluye, felicidades, pero muchas veces no es así. Dale teta siempre que necesite, da igual la hora y el lugar y olvida eso de que 15 minutos es suficiente, a demanda es a demanda. Una vez que todo fluya disfrútalo mucho, la conexión que tendrás con tu hijo es algo maravilloso, aprovecha para abrazarlo todo lo que puedas, aunque a veces estarás totalmente extenuada por el cansancio, con el tiempo extrañarás esos momento.

  7. Da ejemplo.

    No caigas en incongruencias como tener que decirle a tu hijo que no coma lo que tú estás comiendo. Preocúpate de alimentarte lo mejor posible y que lo vea, esa es la mejor de las enseñanzas. Se acercará a ti mil veces para ver qué comes y querrá probar, asegurate de que tu alimentación es impecable, si es buena para él es buena para ti. Tendrás ganas de patalear, llorar, perderás los nervios.. ésta es la parte más difícil. Intenta comportarte como una persona adulta, tu hijo necesita tranquilidad y cordura (aunque algunas veces te verás superada).

  8. Establece rutinas y se inflexible.

    Le darás seguridad y tranquilidad a tu hijo. Saber qué va a suceder en cada momento le hará sentirse tranquilo y aportará estabilidad. Cualquier cambio mínimo para ti para el puede ser un mundo para el.

  9. Mantén alejado a tu hijo de teléfonos, televisores y azúcares.

    Realmente te recomendaría a ti lo mismo, pero entiendo que es complicado. En la medida de lo posible intenta que tu hijo juegue, a mi me encantan los juguetes de madera. Ponerlo delante del televisor te hará pensar que le tranquiliza pero la realidad es que estás evitando que desarrolle todo su potencial y creatividad. No te voy a negar que yo también le pongo Baby tv y Pepa Pig, pero intento limitarlo a los fines de semana y un ratito. Si me haces caso y además te sale un explorador como el mío, no lo pierdas de vista ni un momento. Mi hijo con menos de tres años ya rompió una lavadora, un lavavajillas y carbonizó un microondas y todo estando nosotros a su lado.

  10. Si quieres ser madre HAZLO.

    No esperes el momento perfecto, el momento perfecto es HOY. Si realmente estás alineada con tu pareja ¿A qué estás esperando? Tener un hijo fruto del amor es maravilloso, es el mayor reto y proyecto de tu vida. Si no tienes pareja insemínate o hazte un tratamiento FIV, si de verdad quieres ser madre no esperes. Hoy en día puedes tener un hijo sola, seguro que estás rodeada de personas que te quieren y que te ayudarán a criarlo, un hijo quiere amor con mayúsculas. También de mucha energía, tiempo y paciencia..

Notas

El Instagram de Isabel @semtidopublicidad.

¿Qué son la histeriosalpingografía y el hydrosalpinx ?

03. ¡Fuera miedos!

Si hay un compañero tenaz y fiel de la maternidad, es el miedo. Miedo antes y durante el embarazo, cuando nacen, cuando crecen. Pero sin duda para muchas de nosotras, el momento que más pavor nos da es el parto. Antiguos o no, racionales o no, aquí están, estos miedos que aparecen junto a la vida.

Mi invitada de hoy lo sabe mejor que nadie. La paralizaba el simple hecho de pensar en dar a luz, por su propia historia de nacimiento traumático y también por todos los relatos que pudo escuchar en su entorno. Pero decidió trabajar sobre ello, cogerse de la mano con este famoso miedo y acompañarlo hacia la salida para dejar sitio a la confianza y la paz. Y lo más bonito de todo es que transformó ese terror tan grande en su misión de vida: empoderar a todas las mujeres para que superen sus miedos y vivan su parto de forma positiva y consciente. Alma libre y viajera, ahora mamá de dos niñas pequeñas, se dedica por completo a lo que le apasiona.

Para empezar 2020 con positividad y mucho mamapower, tenía ganas de preguntarle mil cosas a la mujer que introdujo la técnica del hipnoparto en España. Tenía ganas de que me cuente el origen de su aventura personal y empresarial: SU historia de maternidad. 

Carmen Moreno nos comparte hoy cómo pasó de estar aterrorizada por parir a tener dos partos preciosos donde se sintió poderosa y salvaje, así como su aventura de mama emprendedora con dos niñas muy pequeñas. 

Y además, tengo una sorpresa!! Sorteo un ejemplar del libro de Carmen “Hipnoparto: preparación para un parto positivo”.

¿Ganas de dejar atrás tus miedos al parto para tener una experiencia positiva y empoderadora? ¡¡Nos vemos en Instagram entonces!!

JPEG 1
piel con piel
utilizada
Ona conoce a Arlet

Los 10 tips de Carmen

  1.  No necesitas ninguna preparación al parto. Todo lo que necesitas ya está dentro de ti. Aún y así, es una buena idea prepararse para dejar ir miedos y afrontar el parto con seguridad y confianza tanto en tu capacidad de dar a luz como en tu capacidad de tomar las mejores decisiones para ti y tu bebé en tus circunstancias. No hay nada más natural que elegir lo mejor. Recuerda, la información es poder.
  2.  Haz un plan de parto que contemple todos los escenarios. No sólo qué quieres en el caso de que todo fluya. Piensa también en cuáles son tus preferencias en otras situaciones. Por ejemplo, inducción del parto o cesárea.
  3. El parto no es el final, es el inicio del camino con tu bebé al otro lado de la piel. Es importante prepararse también para ese periodo tan delicado. Al igual que haces un plan de parto, piensa también en cómo te gustaría vivir ese postparto. Desde lo más práctico como congelar comida o buscar a alguien para que te ayude, hasta cuando y quién quieres a tu lado en esos primeros días. Busca también grupos de actividades o espacios en los que puedas reunirte y conocer a mujeres en tu misma situación.
  4. Es normal y saludable que tu bebé te necesite. Dejan de gestarse en nuestro útero para continuar al otro lado de la piel, en nuestros brazos. No estás malcriando. Escucha a tu instinto. 
  5. Aprende a escucharte. Tanto en el embarazo, parto, postparto, crianza y la vida misma. Conecta con tu cuerpo, instinto, intuición y confía en ti. A menudo, la respuesta está ahí.
  6. No compares. Cada bebé, cada maternidad es única y diferente. Cada camino es distinto. Vive el tuyo con presencia, aceptación y mucho amor.
  7. Tener hijos cambia la relación de pareja. Las madres pasamos por cambios físicos y psicológicos que nos preparan para la maternidad. Los padres o parejas no pasan por esos cambios y también necesitan un tiempo de adaptación. Mis consejos: buena comunicación, intimidad, empatía, aceptación, flexibilidad, amor y fluir sin exigencias o expectativas. Dedicar tiempo a la preparación a la maternidad y paternidad en familia, a conectar con vuestro bebé durante el embarazo para fortalecer el vínculo. Prepararos para formar un gran equipo para recibir a vuestro bebé fortaleciendo vuestro vínculo como familia.
  8. Los bebés solo necesitan a su madre, alguna muda y poco más. Compra lo que te apetezca para tu bebé pero no te agobies con la cantidad abrumadora de productos que existen. Lo único necesario e imprescindible para tu bebé eres tú.
  9. Durante el embarazo ten a mano los datos de contacto de una asesora de lactancia y psicóloga perinatal. Si lo necesitas pide ayuda. Ante la duda siempre pide ayuda cuanto antes.
  10. El porteo es maravilloso. Infórmate y elige la opción que te resulte más cómoda.
 
 

Notas

02. Berta y su bebé milagro

Cuando quieres ser madre y tarda más de lo previsto, todo parece insuperable. El tiempo se vuelve infinito y la espera intolerable. Tenemos por delante un camino lleno de incertidumbres y de obstáculos. Muchas veces, nos encontramos solas con nuestra frustración, nuestros miedos y nuestra rabia. ¿Cómo hacer cuando este bebé que tanto queremos y soñamos no llega?

Mi invitada de hoy encontró esos obstáculos. Pero para ella, todo es cuestión de actitud ante la vida. Hace un año, su vida cambió por completo cuando recibió la mejor de las noticias. En contra de todo prognóstico, se quedó embarazada naturalmente tras largos meses de intentos y varios fracasos muy dolorosos. Su pequeño milagro se llama Tiago. Desde que nació, ella decidió prohibirse fijar límites transformando esas dificultades en fuerza creativa para el bien común. En su blog, su canal Youtube y su Instagram (enlaces abajo), Berta Cortez comparte su experiencia de infertilidad y de superación así como su vida de happymamá reciente.

Nos cuenta hoy su historia difícil y preciosa a la vez, llena de emoción y de amor. La fuerza, la determinación y la generosidad de Berta son impresionantes.

¿¡Y qué mejor fecha que ésta para compartir con vosotras su historia mágica y sí, digámoslo, un poco milagrosa?!

Processed with RNI Films. Preset 'Agfacolor 40's'
image00010
image00011
image00016

Los 10 tips de Berta

  1. Haz batch cooking semanas antes de dar a luz y deja comida congelada ya preparada para tener una buena alimentación en el posparto.
  2. No veas el parto como “dolor”, sino como el trabajo más importante de tu vida el que vas a ayudar a tu pequeño a venir al mundo y por fin os vais a conocer.
  3. Guíate por tu instinto y no haz caso de consejos.
  4. Deja muy claro antes de dar a luz cómo quieres que sean las semanas de posparto en cuanto a visitas para que los respeten.
  5. Expresa todo lo que sientas y no te guardes nada dentro.
  6. Si le das pecho a tu bebé es muy importante que sobre todo las primeras semanas tengas tranquilidad mientras das el pecho sin distracciones ni interrupcione.
  7. Sigue manteniendo los momentos de pareja aunque esté el bebé.
  8. Que la vida cambia pero se adapta sin problemas al bebé,  puedes salir a comer/cenar, ir de viaje…el mundo no se para.
  9. No compres mucha ropa de recién nacido porque les vale muy pocos días.
  10. El más importante: haz solo lo que te apetezca y ten mucho contacto con tu bebé, mucho apego porque el tiempo pasa muy rápido y sentirlo piel con piel es lo más bonito del mundo, además de los beneficios que tiene para su crecimiento.

Notas

01. Vanesa y su parto express

La habían avisado de que por su estado de salud, quedarse embarazada y traer un bebé al mundo no iba a ser cosa fácil ni exenta de riesgos…

¡Al final, nada de todo esto ocurrió! Su pequeño Víctor llegó al mundo con mucha facilidad, ensenándole a su mamá a tener confianza y a disfrutar. 

Vanesa nos habla de su embarazo express y de su parto todavía más express (¡pocos minutos!), de cómo se adaptó a su nueva vida de madre y de cómo la maternidad le ayuda cada día a conocerse mejor.

WhatsApp Image 2019-12-09 at 17.23.44
IMG-20180307-WA0018
IMG-20180319-WA0003 (1)

Los 10 tips de Vanesa

1. Infórmate.
El conocimiento es poder, siempre. Indaga sobre los cambios que tu cuerpo va a sufrir y sobre cómo serán los primeros meses como madre. Todo lo que aprendas te ayudará a tener más confianza y a afrontar los retos que tengas por delante con menos dudas.

2. Siempre habrá sorpresas.
Este consejo podría ser una continuación del anterior. Por mucho que te informes siempre te encontrarás con alguna sorpresa: cada embarazo, parto y crianza es diferente. No lo tomes como algo negativo, piensa en ello como si fuese un viaje o un regalo. ¿A que esa incertidumbre te gusta algo más?

3. Prepárate para la batalla.
Si tienes alguna tarea o proyecto pendiente antes de la llegada del nuevo miembro de la familia hazlo en cuanto puedas durante el embarazo. No lo pospongas. Quizás pienses que luego tendrás tiempo: es mentira. Piensa hasta en las cosas más triviales, como tener un congelador repleto de cenas sencillas. Nosotros nos liamos a dejar preparadas croquetas, caldos y cremas de verduras listas para preparar durante las últimas semanas de embarazo y lo agradecimos muchísimo después.

4. Simplifica tus rutinas.
Seguro que antes de quedarte embarazada eras un poco mujer orquesta y hasta es posible que te encantase esa sensación de poder con todo y de hacer mil cosas. Pues bien, eso se va a terminar en gran medida una vez que tengas a tu bebé en brazos. Hazte un favor y elimina alguna actividad o compromiso que ya no te esté aportando en este momento antes de la llegada de tu pequeño. Cuando todo sea un caos y solo tengas tiempo de cuidarte a ti y a tu bebé, lo agradecerás.

5. Deja clara tu opinión sobre las visitas desde un primer momento.
Sé que este consejo puede parecer polémico, pero he visto ya a varias madres muy agobiadas con el tema de las visitas al nuevo bebé. Todo lo mundo hace esas visitas con la mejor intención, incluso esa tía que nos ves desde hace diez años, pero tanto la madre como el bebé necesitan tranquilidad y hay muchas personas que eso no lo respetan. Si crees que este tema puede hacerte sentir incómoda (sobre todo los días que estés en el hospital) déjalo claro desde un principio. Recuerda: “Vale más ponerse una vez colorada que ciento amarilla”.

6. Acepta consejos de quien te quiere ayudar y toma tus propias decisiones.
Una vez tengas a tu bebé en casa, todo el mundo tendrá una opinión. Cualquier persona (hombre o mujer, con niños o sin ellos) será un entendido en la materia y te ofrecerá consejos y advertencias (incluso si no los pides). Acepta aquellos consejos que sepas que son sinceros y que provengan de aquellas personas en las que tengas confianza, pero recuerda que al final del día tú (y tu pareja, si es el caso) eres la responsable de ese niño y quien tiene que tomar decisiones acerca de su crianza.

7. Pide ayuda.
No eres más débil ni peor madre por pedir ayuda. No debes sentirte culpable por querer que alguien te eche una mano.

8. Da la bienvenida a la zona gris.
¿Qué es la zona gris? Cuando te enfrentas por primera vez a la maternidad parece que solo existen dos estados de ánimo totalmente opuestos. O bien todo es maravilloso y disfrutas a tope de todas las experiencias o bien estás al borde de una depresión. Pues bien, existe mucha zona gris en la que situarte entre estos dos extremos y es donde te encontrarás en la mayoría de los casos. No temas a la zona gris y disfruta de todas sus tonalidades.

9. Lo estás haciendo bien.
Tendrás millones de dudas, pero si algo tienes que tener claro es que lo estás haciendo bien. Confía en tu instinto.

10. Disfruta.
Parece un tópico eso que siempre te dicen de que el tiempo se pasa volando, pero es así. Incluso los días más largos y complicados se superan. Disfruta de todo el proceso de tu embarazo y de la llegada de tu bebé, porque muchos de esos momentos no los volverás a vivir de nuevo.

El instagram de Vanesa es @kysskyfu.