8 cosas que rechazar ahora que eres madre (o que vas a serlo en breve)

El marketing agresivo

Se muy cauta con alquella persona/empresa que dice que gracias a su producto, tu bebé va a comer mejor/estar más listo/feliz/guapo/descansado/limpio/instagramable y un largo etc. Si lees esto, hay muchas probabilidades para que vivas cerca de una tienda (o que te lleguen los paquetitos de compra online directamente a casa) donde encontrarás todo tipo de cacharros que te facilitarán la vida. No rush. Compra lo que te hace falta en el momento donde lo necesitas de verdad y en función de tu estilo de vida, no lo que piensas o lo que te han dicho que vas a necesitar. Tener las hormonas enfocadas a la crianza + cansancio + ganas de hacer lo mejor para tu bebé = mucho dinero gastado en productos que no son adaptados para vosotros.

Las soluciones mágicas que valen para todos

Tu bebé es único, tú eres única, vuestra familia es única. HUYE de cualquier fórmula mágica que no toma en cuenta vuestras particularidades y necesidades propias. Busca profesionales y consejos que se adapten a vosotros y que estén a vuestro servicio, ¡no el contrario!

La negatividad

Ojo que te voy a desvelar el ultimate secreto: ser madre implica muchos cambios (te había avisado que venía algo gordo). Para hacer frente a esos cambios de manera positiva, necesitas cosas positivas a tu alrededor. Suena un poco utópico en plena pandemia mundial. Justamente porque estamos en plena pandemia mundial, eso es aún más importante. En el posparto, estamos bañadas en un cóctel hormonal muy particular que nos hace más sensibles a nuestro entorno. Tiene todo el sentido a nivel evolutivo y de protección de la especie. Por eso, es nuestra responsabilidad ser cautas con nuestras fuentes de información, con quién seguimos en RRSS o con quién nos relacionamos a diario. No se trata de querer ver solo lo bonito o de negar lo que está pasando sino de proteger nuestro entusiasmo y energía para poder dedicarlos a personas y cosas que realmente importan.

Los consejos no deseados

Está todo en el título. Los consejos no deseados te tienen que resbalar totalmente. Una amiga mía usa una imagen que me encanta: “cuando te conviertes en madre, imagina que eres un pato. Los consejos no deseados tienen que deslizar sobre ti como el agua sobre sus plumas.” Tal cual. Piensa pato.

Los visitantes inútiles

Un buen punto para la pandemia. Tienes una excusa perfecta para saltarte todas las visitas inútiles y muy desgastantes de las primeras semanas. Aún así, algunos atrevidos querrán visitaros. Hazles pasar un proceso de selección digno de La Voz (pero sin cantar, que van a despertar al bebé). Están aceptados solo los que vienen con tuppers llenos de comida, dispuestos a poner/tender lavadoras (hay muchas ya que te has lanzado a la loca aventura de los pañales de tela) o a cuidar del bebé mientras te echas una siesta. Los más valientes son los que valen la pena. Los demás pueden esperar seis meses (o tres años) para conocer a tu bebé.   

El ruido exterior

Va un poco en la misma línea que los consejos no deseados pero es más amplio. Estamos bombardeados por información, evidencia científica, opiniones de “expertos”. Bien. Mándalos a callar todos. Acuérdate del pato. Baja el volumen del exterior para poder subir el tuyo. Es un poco cursi dicho así pero basta ya de tanto bombardeo.

La culpabilidad

Ah, la dichosa culpabilidad. Que si lactancia exclusiva, que si alimentación consciente, que si autocuidado, que si deporte, que si tabaco, que si educación positiva, que si, que si. Nos sabemos la teoría. Gracias. Huye de los recordatorios y de todo aquello que te hacer sentirte mal por tomar esta o aquella decisión. Haces siempre lo mejor que puedes, y eres una madre de puta madre. Punto.

El té o el café frío

Y last but not least, por el amor de todas las cosas, bebe este café mañanero C A L I E N T E. Y sentada. No lo dejes enfriar por tercera vez, bebetelo ya, calentito y rico. Te lo mereces.

¡Et voilà! ¿Con cuál te quedas? Como siempre, no es una fórmula mágica. Coge lo que te sirve, deja el resto y  manda este post a esa nueva madre perdida entre tantos modelos de chupetes.

Mucho 🖤 y MamaPoWeR ForEveR



Soy Anaïs, doula posparto y asesora de lactancia certificada. Estoy aquí para ayudar a los nuevos padres y madres a disfrutar de las primeras semanas de vida con su bebé a pesar del caos. He creado MamaPoWeR Stories para poner luz en nuestras experiencias de maternidad y para que cada mujer sea la capitana de su maternidad desde el primer día. Échale un ojo a mis servicios aquí

RRSS leadmagnet.(1)

¿Un regalito Mamá?

Haz tuyos los 7 trucos para disfrutar de tu nueva vida de madre. ¡Un concentrado de humor y amor para ayudarte YA!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *