01. Vanesa y su parto express

La habían avisado de que por su estado de salud, quedarse embarazada y traer un bebé al mundo no iba a ser cosa fácil ni exenta de riesgos…

¡Al final, nada de todo esto ocurrió! Su pequeño Víctor llegó al mundo con mucha facilidad, ensenándole a su mamá a tener confianza y a disfrutar. 

Vanesa nos habla de su embarazo express y de su parto todavía más express (¡pocos minutos!), de cómo se adaptó a su nueva vida de madre y de cómo la maternidad le ayuda cada día a conocerse mejor.

WhatsApp Image 2019-12-09 at 17.23.44
IMG-20180307-WA0018
IMG-20180319-WA0003 (1)

Los 10 tips de Vanesa

1. Infórmate.
El conocimiento es poder, siempre. Indaga sobre los cambios que tu cuerpo va a sufrir y sobre cómo serán los primeros meses como madre. Todo lo que aprendas te ayudará a tener más confianza y a afrontar los retos que tengas por delante con menos dudas.

2. Siempre habrá sorpresas.
Este consejo podría ser una continuación del anterior. Por mucho que te informes siempre te encontrarás con alguna sorpresa: cada embarazo, parto y crianza es diferente. No lo tomes como algo negativo, piensa en ello como si fuese un viaje o un regalo. ¿A que esa incertidumbre te gusta algo más?

3. Prepárate para la batalla.
Si tienes alguna tarea o proyecto pendiente antes de la llegada del nuevo miembro de la familia hazlo en cuanto puedas durante el embarazo. No lo pospongas. Quizás pienses que luego tendrás tiempo: es mentira. Piensa hasta en las cosas más triviales, como tener un congelador repleto de cenas sencillas. Nosotros nos liamos a dejar preparadas croquetas, caldos y cremas de verduras listas para preparar durante las últimas semanas de embarazo y lo agradecimos muchísimo después.

4. Simplifica tus rutinas.
Seguro que antes de quedarte embarazada eras un poco mujer orquesta y hasta es posible que te encantase esa sensación de poder con todo y de hacer mil cosas. Pues bien, eso se va a terminar en gran medida una vez que tengas a tu bebé en brazos. Hazte un favor y elimina alguna actividad o compromiso que ya no te esté aportando en este momento antes de la llegada de tu pequeño. Cuando todo sea un caos y solo tengas tiempo de cuidarte a ti y a tu bebé, lo agradecerás.

5. Deja clara tu opinión sobre las visitas desde un primer momento.
Sé que este consejo puede parecer polémico, pero he visto ya a varias madres muy agobiadas con el tema de las visitas al nuevo bebé. Todo lo mundo hace esas visitas con la mejor intención, incluso esa tía que nos ves desde hace diez años, pero tanto la madre como el bebé necesitan tranquilidad y hay muchas personas que eso no lo respetan. Si crees que este tema puede hacerte sentir incómoda (sobre todo los días que estés en el hospital) déjalo claro desde un principio. Recuerda: “Vale más ponerse una vez colorada que ciento amarilla”.

6. Acepta consejos de quien te quiere ayudar y toma tus propias decisiones.
Una vez tengas a tu bebé en casa, todo el mundo tendrá una opinión. Cualquier persona (hombre o mujer, con niños o sin ellos) será un entendido en la materia y te ofrecerá consejos y advertencias (incluso si no los pides). Acepta aquellos consejos que sepas que son sinceros y que provengan de aquellas personas en las que tengas confianza, pero recuerda que al final del día tú (y tu pareja, si es el caso) eres la responsable de ese niño y quien tiene que tomar decisiones acerca de su crianza.

7. Pide ayuda.
No eres más débil ni peor madre por pedir ayuda. No debes sentirte culpable por querer que alguien te eche una mano.

8. Da la bienvenida a la zona gris.
¿Qué es la zona gris? Cuando te enfrentas por primera vez a la maternidad parece que solo existen dos estados de ánimo totalmente opuestos. O bien todo es maravilloso y disfrutas a tope de todas las experiencias o bien estás al borde de una depresión. Pues bien, existe mucha zona gris en la que situarte entre estos dos extremos y es donde te encontrarás en la mayoría de los casos. No temas a la zona gris y disfruta de todas sus tonalidades.

9. Lo estás haciendo bien.
Tendrás millones de dudas, pero si algo tienes que tener claro es que lo estás haciendo bien. Confía en tu instinto.

10. Disfruta.
Parece un tópico eso que siempre te dicen de que el tiempo se pasa volando, pero es así. Incluso los días más largos y complicados se superan. Disfruta de todo el proceso de tu embarazo y de la llegada de tu bebé, porque muchos de esos momentos no los volverás a vivir de nuevo.

El instagram de Vanesa es @kysskyfu.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *